Facebook Twitter Google +1     Admin

Ana Muela Sopeña

20140203230311-ana-agosto-2011-detalle.jpg

LA NIEBLA EN LOS SEMÁFOROS

La niebla en los semáforos
dibuja tu recuerdo con el frío
en este otoño duro y silencioso.

Paseo con estrellas
a la sombra de un árbol que se esconde
en la luz de un letrero luminoso.

Cruzo en un paso cebra
por calles que se ocultan en tu piel
mientras la lluvia suena en la distancia
y el aire del vacío
se percibe distinto a lo habitual.

En el sonambulismo de la bruma
las aceras no olvidan nuestra alianza.

Los portales del miedo nos añoran
con la nostalgia abierta de las nubes.


    Ana Muela Sopeña

 

 

HABITANTE

Habitante noctámbulo
en la ciudad abierta a los enigmas.

Deambulas solitario
entre las papeleras de las calles
y gatos callejeros que maúllan
desde sus habitáculos de niebla.

Tú pactas con la vida
sentimientos de bruma en el desierto.

Las sombras de la noche te poseen
mientras visitas bares y casinos
y bebes sin control
hasta el amanecer.

Visitas los prostíbulos
buscando el beso oculto o la mirada suave
de procacidad en lo invisible.

Te enamoras del viento y de la lluvia,
te adhieres a palabras de silencio
en los territorios del naufragio.

Habitante de tantas experiencias
que pactas con los astros tu destino
y escuchas,
en la oscuridad de los suburbios,
los trinos de los pájaros sonámbulos.

Arrastras tus zapatos
en aceras desnudas cuando nieva.

Te fusionas con luces y farolas,
letreros luminosos y estaciones.

Un mundo sumergido en lo abisal
te espera cada noche cuando sales
y abandonas el tiempo del exilio,
para descansar en el subsueño
de tu pasado sórdido.

   Ana Muela Sopeña

 

CONDICIÓN DE SOMBRA

He adquirido la condición de sombra
para el espíritu indomable
que habita en tu interior
y juntos nos comportamos
como fantasmas del espejo.
Reflejamos el mundo
de la oscuridad y el sinsentido.

He adquirido la condición terrible
de exiliada en el mundo del averno.
Allí tu luz tan pérfida
me rescata del reino de la nada.
Soy como los espíritus sin tierra,
ávida de ese pulso misterioso
que se oculta sonámbulo en la sangre.
He adquirido el pasaporte
de la oscuridad y lo furtivo.
En mitad de las calles
mi cuerpo furibundo
se une a las matrices del silencio.
Soy como las farolas en otoño.
El refugio seguro
que ilumina tu frío.

He adquirido la condición de hielo
que se derrite sólo
cuando un volcán lascivo le provoca
y
me
duele
este
amor
que busca entre jadeos
la complicidad tan imposible.

He adquirido
la carta inamovible
de las mujeres solas
que construyen y arrastran
la ciudad con sus manos

y me deslizo abierta
por el sueño desnudo de tu herida.

  ANA MUELA SOPEÑA

  BILBAO - ESPAÑA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

03/02/2014 23:03 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: raúl

Me encantaron estos poemas.

y me deslizo abierta
por el sueño desnudo de tu herida.

Fecha: 04/02/2014 14:11.


gravatar.comAutor: Alicia Beatriz Hernández

Estos poemas poseen una enorme fuerza emocional, felicitaciones, Ana
Alicia

Fecha: 04/02/2014 17:25.


gravatar.comAutor: Yoli Rotenberg

Llevas la ciudad en tu sagre y paseas por su interior, mimetizada
para describirlas en poemas...bellos!

Yoli

Fecha: 04/02/2014 17:51.


gravatar.comAutor: Lily Chavez

Vaya poemas, en todos encontré bellas imágenes, sentimiento, un deslizar suave para llegar al otro. Felicitaciones sinceras.

Fecha: 05/02/2014 02:48.


gravatar.comAutor: Alicia Borgogno

Muy buenos poemas
Un abrazo

Fecha: 05/02/2014 22:14.


gravatar.comAutor: Betty Morero

Bellos poemas, la noche habita en cada uno de ellos

Fecha: 09/02/2014 17:34.


gravatar.comAutor: Irene Laje

Muy buena poeta, me llegó y cuando la poesía se siente...algo significa.

Fecha: 22/02/2014 19:32.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris