Facebook Twitter Google +1     Admin

Bienvenida, Gabriela Bruch

20090401023831-236446883gabriela-bruch.jpg

  DESVELO.-

La noche se está haciendo madrugada; tierna hora en que los duendes buenos visitan a las almas que esperan. Todavía no aclara , pero...pronto amanecerá . Como siempre.

Alguien se ha ocupado de lamer mis heridas, con espanto me doy cuenta de que ya no están .

Y ahora ? Cuál es el camino ? mi cuerpo sólo sabe del dolor, pero mi alma es mucho más sabia.

Una loba parecida a mi, se pasea por la calle Leloir, amparada en el derroche nocturno. Una niña vejada y un loco. No hay nadie más. La niña tiene más de cien años y el loco, no sabe.

La loba no aúlla, se delataría. Qué cosa la noche. Pero...ya se está por esfumar y volverán las voces , la radio, la tele, algún grito, una música.

Un amigo no duerme . Se ha despertado mucho antes del alba, está construyendo utopías , a pesar de que esa palabra está en desuso.

El mate tiene gusto a peperina , está un poco frío, calentarlo , me sacaría del ensueño.

Quiero ver algo, quiero ver algo.

Pues ya lo vi, no hay rastros ni cicatrices; sólo una palabra que esperará el tiempo necesario para ser pronunciada . Y una señal en la frente, que sola, se marcará a fuego, condenando a alguien al destierro.

No es para mi.

 

VIAJE.-

Volveré, sí, claro. Pero antes me habré ido. Sólo bastará cargar la mochila, la mitad de mi mente, un aroma, unos versos que se quemaron en la niebla.
Volveré. Pero antes desencadenaré la tormenta que me a(gota) , como una serpiente arrollada a mi cuello... debo llover, debo llover...
Y devolverle al espejo esa imagen taimada, de cabellos flotando en el agua; de cuerpo inerte , esperando el rocío.
Antes de que el crepúsculo, me tome por asalto, yo tomaré el micro de la des(hora) y al final del camino, alguien me salvará de con(fundirme) con la tierra; porque sí , porque aún no es el tiempo, porque ese alguien lo sabe.
Y habrá fiestas y canciones y un poema derramado en el mantel. Mojate la frente para que te traiga suerte. Mojate la vida.
Sí, tengo que llover...

GABRIELA BRUCH

 

01/04/2009 02:38 deliteraturayalgomas Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Anónimo

Gabriela:
profundas palabras para decir
lo que existe en un interior golpeado, con ganas de quedarse y ansias de partir
. Te felicito.

Fecha: 03/04/2009 18:35.


gravatar.comAutor: adolfo zutel

para el uento de liliana chavez

pienso que es muy dificil darle voz a los que no hablan, porque no saben o no pueden. Me parece genial darles la palabra sin que hablen y podamos sentirlos

Fecha: 06/04/2009 21:27.


gravatar.comAutor: Rosa Lía

El primer comentario es mío, me olvidé de firmar. Rosa Lía

Fecha: 08/04/2009 06:47.


gravatar.comAutor: Amalia

Gabriela, esos relatos son emotivos y misteriosos, te felicito.

Amalia L.

Fecha: 08/04/2009 20:53.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris