Facebook Twitter Google +1     Admin

Rubén Vela: Poemas Indianos

20110703020909-diplomacia.jpg

 

      

      Poemas Indianos

          -1960-

        Cuadernos de poesía
     Del Movimiento Artístico del Mediterráneo
            Valencia, España.


AMERICA

Mi palabra es el maíz.
Mi alimento es la papa helada.


AMÉRICA

Alta luz del silencio
sobre la noche
tu mansa voz de luto
me desnuda.

Y es de nuevo América
un hombre partido en dos
una mujer asesinada
una larga memoria de violencias.


AMÉRICA

Allí, la tierra dio frutos
y el sol, hombres dorados.

Y una mujer y su ardiente camarada
trasvasaron el agua de diamantes
que corre de una a otra vena.


AMÉRICA

Llenándote de hojas de días
de horizontes navegadores
tu estatura me aniquila
tu aurora llagada
donde sólo la piedra permanece.

AMÉRICA

El hombre y la mujer
desnudos como el río
de las generaciones
y el pájaro embriagado
que lanza su grito jubiloso
hacia la aurora.


AMÉRICA
I

¡Tontos, estúpidos, ganad su ira, torced sus brazos!
¡Entonces, entonces, hombres de buena sed! Ella os quiere
así, ella es la esperada.


II
¡Pequeña de tanta muerte, un árbol de pan nacía de tus
labios!



AMÉRICA

Luna levantada, la noche te asusta.
¡Y esta impaciencia por atravesar la selva!
Lejano y ausente, tu nombre fortifica la ciudad.
Rama de voz, es la primavera.


AMÉRICA

El viento de la noche, para quien el hombre es un desconocido;
su furiosa soledad sin medidas.

¿Cómo eras, patria de mi patria, antes de llamarte América?


AMÉRICA

I

Crecen las palabras sin su sentido más preciso. Es necesario
encontrar la clave del poema. ¿Dónde está la belleza?
Surgen de pronto las frutas obligatorias: el melón, país del
verde más espléndido, la ardiente papaya y el plátano,
portador del beso crudo.


II

Y los dedos del agua salvadora: las pequeñas raíces y el maíz
silvestre; los saltamontes y la hormiga.
Y la llama y el guanaco y la vicuña, cada uno en sus diferentes
alturas.
Y el lobo y su pariente, el perro del desierto. Y el puma, y la
veloz lagartija.


III
Y en el centro de la noche, los toros salvajes.


AMÉRICA
A Juan Jacobo Bajarlía

¿Qué queda amigo, para decir,
reventar en fuentes de luz,
inundar al mundo con otra alegría?


A Carlos Drummond de Andrade

Delante de mí
detrás de mí
debajo de mí
encima de mí
alrededor de mí
américa
su largo nombre
su voz de adentro.  

 RUBÉN VELA 

 Pertenece al Cuerpo Diplomático Argentino

      

03/07/2011 02:09 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

deliteraturayalgomas

gravatar.comAutor: Amalia López

Rubén,leo tu sitio personal y felicito a Betty por colocar poemas indianos en este blog, son un himno a la tierra, la gente, la piedra, el día, la noche; y tu palabra ardiendo en el poema.
Lo digo con gran cariño, tu palabra lleva el silencio y el grito de América.
Amalí

Fecha: 03/07/2011 07:39.


gravatar.comAutor: lily chavez

grato, grato, muy grato encontrar a Rubén aquí. Amo su forma de decir, su trabajo,un grande, un admirado y la felicidad de leerlo cada vez que se presenta la ocasión. Bien Betty!!

Fecha: 04/07/2011 19:44.


gravatar.comAutor: Rosa Lía

Excelentes poemas,especial manera de escribir sobre la castigada América. Aplausos para Rubén. Gracias Betty por compartir...Rosa Lía

Fecha: 05/07/2011 04:50.


gravatar.comAutor: Violeta D

Gracias Rubén por su poesía profunda y generosa como la tierra.
Un saludito
Violeta

Fecha: 06/07/2011 20:39.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris