Facebook Twitter Google +1     Admin

El Hombre y la Poesía

20080601031307-imagesalgas.jpg

  

EL CATRE

Este es su lecho

un catre, simplemente

De aquí cada mañana

salía para ir a su tarea

y es aquí que a la noche

dejaba sus botines empapados

Se ven sus libros a la cabecera.

Uno a uno

estos libros

voy abriendo

En las páginas

aún se ven las estrías

de sus manos.

El cepillo de dientes amarillo

y el jabón todo blanco

allí sobre el alféizar

son de él

Su camiseta azul de marinero

con las mangas sin manos cruzadas sobre el pecho

extendida quedó sobre la cama

Este es su lecho

un catre, simplemente

Del muro cuelga

ésa su gorra azul de los domingos

Y allí abajo se ve, nuevo, un boleto

de tren, abandonado sobre el piso

NAZIM HIKMET

Nacido en Estambul en 1902

 

ARTE POÉTICA

Que el verso sea como una llave
que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
cuanto miren los ojos creado sea,
y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
el adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
como recuerdo, en los museos;
mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
reside en la cabeza.

Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema

 

VICENTE HUIDOBRO

      

 

NADA

Hastiado de la nada

llamo al viento antiguo

asesino de hojas sin cara

en árboles secos con ramas secas

enanos infértiles de parques

sin ríos con aguas inexistentes.

Ojos mutilados ausentes

de la nada negra cubierta de caracoles

que no terminan de ser

ficción de mente extraviada

en túneles oscuros redondos y vacíos.

LELIO RICARDO GURRUCHAGA

Rosario - Argentina

 

EL DESVÁN OLVIDADO

              “Lo que se entierra vivo no duerme bien.”

                Césare Pavese.

Siempre habrá cosas

que nunca dijimos

que cuelgan del destino

como murciélagos de polvo:

palabras, larvas

de la memoria

encerradas con mil llaves

en desvanes abandonados

para zurcir

las horas rigurosas

del implacable recuerdo.

SANTIAGO BAO

Argentina

 

XV

Sólo soy a tu lado

entre tu alma y el aire

porque el amor es la distancia

más corta entre dos voces,

la palabra imposible,

el silencio que de dos bocas nace,

la ceguera incurable,

porque lejos de ti

no soy nadie.

XVI

Amar es sentir que estás,

que no te has ido,

que nunca te irás,

vivirlo en círculos,

sintiéndolo sin cesar,

querer que todo sea

sencillo como el alma,

siempre igual,

deseo hundido en el deseo

cubierto de mar.

XIX

         [Sucede que me canso de ser hombre]

         Pablo Neruda

Hay un momento

después de sufrir

que se agota el sufrimiento,

un cansancio de lo oscuro

te arrebata el dolor más cercano.

Hay un momento,

por fin,

que uno deja de ser humano.

 

XX

Hay encuentros mágicos de seres

donde abundan eternos juramentos

y señales divinas que auguran

perfectos momentos para los pactos

hacia la unión final que expanda

según la ley de los astros

un alma en otro cuerpo sagrado.

 

XXI

Cuando te encuentro

en la mañanas nuevas,

De manos abiertas

en las tardes perfumadas,

Cuando repartes el amor

en besos estrellados

Y helada entregas la piel

con los sueños,

Un forjado de acero me sostiene

Y mis pasos se dirigen firmes

a la luz de tus ojos

para el descanso.

JOSÉ MANUEL OLIVEROS

 

 

SEDUCCION, LABIOS Y MAR

Localicé el ocaso del día en mí,

creyendo ver tu sonrisa en la bruma,

evolución del silencio en frescura,

cual tesis desleal de mis sentidos.

Perduras, el olvido aún no erosiona,

te sumerges y emerges en las aguas,

cristalinas aguas de voluptuoso oleaje,

donde Poseidón no reina, sólo mi mente.

¿Fue la seducción mi soledad?

no, creerías que profané la necedad,

fueron tus labios con reminiscencia a Mar,

néctar divino que incendió a mi alma.

Lapso, detente impertinencia burda,

monólogo destructivo de mi ser,

agitarás el recuerdo hasta agotar la luz,

al resucitar tus labios estos versos.

Contemplé el respirar de la noche en mí,

creyendo ver tus ojos en la penumbra,

cristalizó el resplandor de la tiniebla,

ofrenda mortal, en la Bahía del Adiós.

GUSTAVO GALLIANO

Rosario

 

 

TEXTO EM PORTUGUÊS

SEDUÇÃO, LÁBIOS E MAR

Localizei o ocaso do dia em mim,

acreditando ver teu sorriso na névoa,

evolução do silêncio em frescura,

como tese desleal de meus sentidos.

Permaneces, o olvido ainda não erode,

imerges e emerges das águas,

cristalinas águas de marulhos voluptuosos,

onde Poseidón não reina, apenas minha mente.

Foi a sedução minha soledade?

não, pensarias que profanei a necedade,

foram teus lábios com reminiscência de Mar,

néctar divino que incendiou minha alma.

Lapso, detém impertinência tola,

monólogo destrutivo de meu ser,

agitarás a lembrança até cessar a luz,

ao ressuscitar teus lábios estes versos.

Contemplei o respirar da noite em mim,

acreditando ver teus olhos na penumbra,

cristalizou o resplendor das trevas,

oferenda mortal, na Baía do Adeus

 

 

01/06/2008 03:11 deliteraturayalgomas Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris