Facebook Twitter Google +1     Admin

El hombre en la literatura

20090801020056-libertad.jpg

 

 

LA PERSISTENTE TORMENTA DEL CORAZÓN       *

 

que haya pan

que haya luz

que el viento sople

que no se agoten las caricias

que haya siempre surgentes en el norte

que el día

simplemente

llegue

cada día.

ALBERTO TASSO

De Dibujos al carbón

Reside en S. Del Estero

*Fuente final: Luz Azul N° 104

 

 

VI

Y de pronto, como si nada, como si todo, aparecen ellas alertando el devenir con su canto desde los arracimados árboles, desde sus cortezas rústicas y monocromas, canto naciente desde la profundidad misma donde los sueños duermen y despiertan fogosamente.

Y el canto arde en los árboles, cobijantes de la luz, de los susurros, de los pasos, de los amores, de las angustias y de las alegrías de los humanos. Arde el canto y se expande hasta pasar desapercibido a los oídos, recordándonos que el verano está afincado en estas tierras.

Es un sueño vivo, es el sueño de la tierra transformado canto.

Las chicharras, hijas de la tierra, nos recuerdan que los sueños se comparten con el canto. Y celebro.

 

(Del escrito inédito: “Los sueños del parque”)

 

Oscar A. Agú

 

 

 

 

 

 

 

 

 

01/08/2009 02:00 deliteraturayalgomas Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris