Facebook Twitter Google +1     Admin

Libro: Geometrías en agosto

20091201033755-26-11-09-130-2.jpg

 

-Geometrías de vida y escritura-

 

    La escritura de María Luisa Siciliani me ha devuelto, más de una vez, la idea de que uno se encuentra frente a páginas que no piden otra cosa que leer la vida.  Dejan de lado cualquier ruego que implore por admiración de estructuras o búsquedas literarias, para dejar paso a una genuina invitación que significa la interpretación lisa y llana de la vida.

    En “Geometrías en agosto”, se repite esta voluntad de mostrar a personajes que, inmediatamente, remiten a personas, conocidas o no, de nuestro pasado o de nuestro presente, y si conservamos el libro, tal vez, de nuestro futuro también. Si cada año por los que atraviesa la humanidad estuvieran estructurados como cuentos literarios, el primer trimestre significaría la presentación, los cinco meses siguientes funcionarían como conflicto, y desde septiembre hasta el final, el desenlace.  Por eso esta geometrías son dibujadas, por la mirada de Siciliani, en agosto, porque ha habido suficiente tiempo para conflictos y es a partir de ese mes en que comienzan a desanudarse o desnudarse las historias. Porque, también, es esa otra cualidad en Siciliani, que en tiempos de destapes banales, ella desnuda a sus personajes en forma tan apasionada que permite que aparezca el alma de cada uno de ellos o de ellas.

    El libro está dividido en partes, aunque esta palabra, dividido, choca de frente contra lo que pienso de la obra completa; creo que es unidad pura de un mundo donde ocurren historias que atraviesan caminos, calendarios y nombres hasta alcanzar las almas y seguir camino hacia un infinito que sólo se puede conocer releyendo estas geometrías. Las partes están dedicadas a las mujeres, los hombres, los niños y a todos. Sin embargo, son partes de un todo y van liberando sensaciones. Si apelo a mis mundos para transmitir esas sensaciones que me dejó el libro, tengo que recurrir en primera instancia al cine o al video. Con “Los naditas”, la cámara recorre velozmente la rutina de la narradora hasta llegar a esa rotonda que le tira encima del coche la realidad. Luego, la cámara comienza  a atravesar cartas, espejos, vidas, el paso del tiempo, las mujeres preocupadas por la edad. Luego la cámara transmuta a palabras puras, y aparecen postales, episodios de encuentros, desencuentros, conflictos de parejas, muertes, revanchas como en “Acto de rebeldía”. Sigo recorriendo páginas y aparecen la sorpresa, nuevos amores, vidas, los cuentos más largos que, no sé por qué, me llegaron más, dan grandes historias como “Inmenso y rojo”, “La mañana en que se secaron...” y “La esperanza”. Si continúo reafirmando mis mundos, me acerco al fútbol y puedo hablar de marca hombre a hombre, asfixiante, donde se requiere un juego más rápido, tocar de primera y ganar el área para lograr el gol que sería Lucila en “Ella y los ojos”.

    Tal vez, María Luisa Siciliani necesitaba este libro y logró un muy buen libro. Coherente, finamente hilado, con todos los mundos en un mundo, el suyo, tan literario y agudo, el nuestro, el de los lectores, que andamos tan entregados a la búsqueda de vida reflejada en un papel.

 

                                                                                     Raúl Astorga

“Geometrías en agosto”, de María Luisa Siciliani – Cuenta Conmigo Ediciones.

2009 – 84 Págs.

 

 

 

01/12/2009 03:37 deliteraturayalgomas Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Liliana Chavez

Raúl querido, que bueno el comentario y uno puede allegarse a través de él a autores que no conoce. Gracias.

Lily Chavez

Fecha: 01/12/2009 13:50.


gravatar.comAutor: Betty Badaui

Gracias por el libro, María Luisa, Y a vos Raúl por el minucioso comentario.
Feliz año 2010
Betty

Fecha: 31/12/2009 02:21.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris