Facebook Twitter Google +1     Admin

Delfina Acosta

20111201202937-555.jpg

 

 

MUCHACHA DE CINCUENTA
Pero tus ojos tienen todavía
la luz de las pupilas de las gatas
que salen al encuentro de la calle.
 Y aquel plateado  hilo de tu pelo
es delicada joya, acaso sueño
de la tiara aquella que tu amante
te puso porque reina reclinada
sobre su pecho fuiste en triste tarde.
Y hay en tu voz un nido de jazmines
que sueltan cuando el viento las sacude
un beso de rencor y de ternura.
Y sí, estás enamorada y abres
tus brazos, y esta noche,  estando fija
la estrella en el oscuro firmamento,
y atentos a un cantar los marineros,
un largo beso morderá tu boca.
   DELFINA ACOSTA

 

 

-----------------------------------------------------
Este mail fue enviado desde el WEBMAIL de ABC Color

EL SECRETO
No sé por qué pero el silencio estuvo
metiéndose en mis ojos y caía
igual a alguna herida la llovizna,
la que muy lejos cae, en mis pestañas.
Extraña forma de morir aquella.
Y en el jardín los lirios se contaban
con voz de viento y hierba las historias
de otras muertes mías. Los espectros
de rosas insepultas consultaban
en torno a mis insomnios. No sabían
que yo busqué el secreto de la vida
y Dios en su belleza noche a noche.
Aquel perfume suyo fue la infame
respuesta a mis preguntas dolorosas.
¡Señor, hoy brotan rosas sin embargo
de la fangosa tierra de mis dudas!
   DELFINA ACOSTA

 

 

01/12/2011 20:29 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

deliteraturayalgomas

gravatar.comAutor: Amalia López

Tus poemas, Delfina, desde cualquier enfoque son atractivos, siempre los leo.
Con todo cariño.
Amalia

Fecha: 02/12/2011 15:19.


gravatar.comAutor: Rosa Lía

Hermosos poemas Delfina..un placer leerte
Rosa Lía

Fecha: 04/12/2011 02:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris