Facebook Twitter Google +1     Admin

"El sueño que acosa", de Alicia Cámpora

20140304040554-ali-campora.jpg

                EL SUEÑO QUE ACOSA

Un sueño absolutamente metódico la acosaba. Un hombre con un sobretodo negro, largo hasta los pies, avanzaba por el jardín hacia la puerta de su casa. Llevaba un sombrero también negro que no le dejaba ver la cara. Sólo la sonrisa. Grande y hacia un costado. Levemente inclinada hacia un costado. Los pasos del hombre eran cortos y silenciosos, pero decididos.
Lo más trágico del sueño era que ella estaba con la puerta abierta y cuando veía al hombre, su cuerpo se inmovilizaba. Hubiera querido correr hasta el teléfono y llamar a la policía o cerrar las puertas y ventanas, pero no podía. Era esa sonrisa la que la dejaba irremediablemente inmóvil hasta el momento en que concentraba todas sus fuerzas y hacía un terrible esfuerzo. Entonces lograba llegar a la puerta de entrada. El hombre llegaba junto con ella y se enfrentaban sus ojos. Ahí terminaba el sueño.
Teresa vivía sola. Sus tres hijos estaban casados y Ángel había muerto hacía diez años. Nadie quería que estuviera sola en esa casa demasiado grande para una persona, pero ella aseguraba que el día que tuviera que dejarla se moriría. Tampoco nadie podía entender la razón por la que se sentía tan unida a la casa, ya que no se podía decir que tuviera recuerdos dulces que la ataran a ella.
Ángel había sido algo así como una bestia que sólo le había proporcionado sufrimientos. Siempre la había tratado como si la odiara. Y a pesar de todo ella lo había querido. Había perdonado y justificado todas sus canalladas. Y a los setenta años, seguía viviendo ahí sin hacerle caso a nadie. Ni el sueño persistente la había hecho desistir.
El sueño había aparecido por primera vez la noche del cumpleaños de Teresa. Había seguido invadiéndola una vez por noche durante dos meses. Después empezó a repetirse, dos, tres, cuatro veces cada noche. Y ella se despertaba agitada y con mucho miedo. Alguna vez hasta tuvo fiebre.
Teresa tenía la costumbre de ir a comer a la casa de sus hijos los lunes, martes y viernes. Una vez en cada casa. El martes se levantó tan decaída que se quedó todo el día en cama. A la noche, el sueño convivió con ella todo el tiempo. Empezaba y terminaba y volvía a empezar. Siempre exactamente igual. El hombre avanzando. El sobretodo largo y negro. El sombrero que le tapaba la cara. La sonrisa levemente inclinada hacia un costado. Su inmovilidad. Su esfuerzo. El encontrarse en la puerta. Una vez tras otra. Sin descanso.
El viernes sus hijos empezaron a alarmarse. Teresa no aparecía por ningún lado. Decidieron forzar la cerradura y cuando entraron, la vieron tirada en el piso, muerta, con grandes moretones en los brazos y en las piernas. Junto a la ventana del comedor, que estaba abierta, el sobretodo largo y negro y el sombrero de Ángel descansaban sobre el sillón.
      

 ALICIA CÁMPORA, 1953-2008

Cuento del libro “DOMINÓ” de Alicia Cámpora - YAGUARÓN EDICIONES- 2004

 

 

 

04/03/2014 04:05 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: betty badaui

El 4 de marzo de 2008 se despidió Ali Cámpora y agradezco estar unida releyéndola, ya que sus novelas y cuentos siguen siendo actuales, ella se anticipó, en algunos de sus relatos a los acontecimientos, quizás porque unió a su enorme cultura, su observación de vida y su sensibilidad, también me agrada mirar sus fotos, las que tengo en casa en la caja de los lindos recuerdos.
Betty

Fecha: 04/03/2014 06:26.


gravatar.comAutor: raúl

Muy bueno el cuento. Y leído justo hoy.

Fecha: 04/03/2014 13:10.


gravatar.comAutor: Lily Chavez

Oh, no sabía Betty lo de Alicia. Y este cuento que por cierto es duro y mantiene cautivo, es la posibilidad que dejan los que tienen el don de la escritura. Nunca se van.

Fecha: 04/03/2014 22:32.


gravatar.comAutor: Camila, laKmii

lindo y tìpico cuento fantástico, lo que no es comùn es que la hubiera golpeado. estos cuentos terminan con un cambio de lugar entre el muerto y el vivo, no que mate a goles. eso lo hace distinto y original

Fecha: 05/03/2014 07:19.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris