Facebook Twitter Google +1     Admin

Narrativa, María Ángeles Astorga

20150202074312-maru00eda-u00e1ngeles-astorga.jpg

Aquel 30 – María Ángeles Astorga

Cuando escuchan un "Nunca Más" o "Que nunca se repita" o "Que no volvamos a pasar por eso", creo que la sociedad automáticamente viaja a ese año: 1976. En mi caso y el de cientos de personas, recordamos aquella otra noche. Aquella, donde muchos sueños se apagaron, donde muchas risas se transformaron y quedaron aplastadas en aquellas cuatro paredes. Los aplausos se desvanecieron como humo hacia la nada y los gritos se hicieron escuchar.

En un momento, estábamos saltando, cantando y riéndonos, mi hermano me había subido a sus hombros, me sentía feliz. Amaba salir con mi hermano, sí, "amaba", tiempo pasado. Era chica y a esa edad, luego de vivir algo así, salir me provocaba temor. Temor de volver a vivir lo mismo. No es que no me guste pero estuve dos o tres años sin salir. Todo lo que quedaba de mi adolescencia, si es que la adolescencia tiene un final. Los psicólogos me ayudaron pero cuando en las sesiones contaba cómo sucedió todo, no podían pararme, me quebraba y gritaba. Luego de ese momento de diversión, hubo una luz y todo se cortó. La oscuridad llenó el lugar. Sentía la desesperación de la gente, mi mano presionada contra la de Manuel, mi hermano. No tenía que soltarlo. No podía. Sentía que caía en un pozo. Su mano resbalaba y en segundos ya no lo sentí a mi lado. Cuerpos, pies, manos pasaban a mi alrededor. Me sentí bajo un cristal o un lago congelado y sobre mí veía la desesperación. Cerré mis ojos. Oía las canciones y la música. Estaba en mi pieza tocando la guitarra y el bajo de mi hermano que siempre me acompañaba de fondo. Los gritos de mi mamá: dejen de hacer ruido. ¡Ruido! Vieja esto es música le gritábamos Manuel y yo. Cantamos, tocamos y rockeamos en bares repletos de amigos. Los aplausos y el humo. Humo, asfixia y ahogo. Eso acabó. El aire me atravesó y mis ojos se abrieron. Vi luces, vi caras y sentí una mano que se sujetaba muy fuerte a la mía. Aquella que me sigue acompañando por 10 años más con el bajo sobre los escenarios.

0o0o0o0o0o0o0

 

Qué me queda decir de María Ángeles, la dulce niña que ya asombraba por su unión con la literatura.

Ahora me sorprende esta María Ángeles con sus sensuales 17 años y su narrativa que continúa la línea de la originalidad y buen humor a los que agregó la difícil tarea de abreviar los textos sin que pierdan su valor .

Gracias, María Ángeles

Betty

 

 

 

 

02/02/2015 07:43 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: raúl

Betty:
Los comentarios me los están poniendo en mi facebook. Te los copio:
Eme Jota Comnpartido. Angie siempre un fulgor.
5 h · Ya no me gusta · 1
Angie Astorga Jajaja gracias!
5 h · Ya no me gusta · 1
Vilma Gallegos Que grande!!
5 h · Ya no me gusta · 2
Ana María Calogerópulos Felicitaciones Ángeles por la narración, pero además por la crítica
5 h · Ya no me gusta · 1
Isabel Garcia Me pareció hermoso el cuento que escribió María Angeles cuando era una niña y me parece hermoso este relato que acabo de leer. Felicitaciones!!!
2 h · Ya no me gusta · 1

Fecha: 02/02/2015 21:55.


gravatar.comAutor: Angie

Muchas gracias por las hermosas palabras! La verdad que nunca pensé que algún día iba a poder escribir como ustedes y como mi papá.

Fecha: 02/02/2015 23:57.


gravatar.comAutor: Lily Chavez

Y...simple! de tal palo tal astilla. Hay algo que se trae en la sangre y está en cada uno desarrollar los talentos, engrosarlo, mejorar, hay mucha magia en la escritura y creo que tenés una buena galera y una buena varita. Felicitaciones !

Fecha: 04/02/2015 16:08.


gravatar.comAutor: Ariel L. Fradi

María Ángeles, transmitís la tristeza suavemente sin golpes bajos y ese final muestra tu humor positivo, sí que sos una grossa.
La foto en blanco y negro mas tu presencia está impecable, este blog parece una galería de fotos artísticas, le acabo de decir lo mismo a Marta Roldán y seguiré tomando cerveza para festejar.
Ariel

Fecha: 05/02/2015 21:48.


gravatar.comAutor: Blanca Basile

Angie,ya escribís bien como to papá y los demás, hay algo genético que salta en tu escritura.
La tragedia que enlutó a tantas familias y quitó alegría a tantos jóvenes lleva tu marca,la de la tristeza y la esperanza de seguir.
Te felicito por tu relato, sos muy bonita.
Un tierno saludo
Blanca

Fecha: 07/02/2015 04:39.


gravatar.comAutor: Rosa Lía

Excelente trabajo, te lleva lento pero firme hacia el final.Felicitaciones!!
Rosa Lía

Fecha: 09/02/2015 01:57.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris