Facebook Twitter Google +1     Admin

Concurso de Cuentos Escuela Juan Arzeno

20090601023457--con-cual-me-quedo.jpg

 

-Concurso Arzeno, Cuentos Junio-

 

-Menciones Turno Tarde, Categoría “B”:

 

-La bruja bondadosa-

de Julieta Dantur

 

    Había una vez, una bruja llamada Berta, comenzó el colegio de hechicería cuando sólo tenía cinco años.

    Cierto día, la directora Amalia decidió citar a los padres. Cuando llegaron a la reunión, vieron muchos libros sobre el escritorio y nuca se hubiesen imaginado lo que sucedía. Su hija estaba sufriendo un caso grave de “extrembondadosis”, porque leía muchos cuentos donde las brujas siempre pierden, ejemplo: caperucita roja, la cenicienta, etc.

    Saltó Berta de repente y dijo:

    -¡Las brujas siempre se lo buscan! Por ejemplo a Hansel y a Gretel ¡la bruja se los quería comer!

    Y dijo la directora:

    -Pobrecita ¡tenía hambre!

    Y a la pobre de Berta la expulsaron del colegio. Pero bueno, no fue la mejor de las brujas pero se convirtió en ¡¡la mejor de las hadas!!

 

 

 

 

                                                  -Bosque encantado-

de Najchel Cres

 

    Érase una vez en un bosque muy lejano habitaba una criatura misteriosa, con grandes dientes y filosas garras.

    Los habitantes del pueblo cercano jamás se acercaban por temor a desaparecer. En el poblado se contaban muchas historias. Una de ellas decía que aquel que se metiera en el bosque jamás regresaría. Muchas personas se habían adentrado pero nunca volvían, hasta que un día un valiente joven decidió adentrarse, compró un caballo y le pidió que lo ayudara un viejo sabio. Este aceptó sin problemas.

    Una mañana soleada salieron hacia tal lugar, después de unas horas viajando se detuvieron para descansar. Sintieron pasos y todo se apagó.

    Cuando despertaron estaban en un lugar hermoso con plantas que jamás habían visto y animales extraordinarios. Uno de esos seres se les acercó y les dijo que estaban en el paraíso encantado y que se acostumbren a tal lugar porque jamás se irían.

    Pasaron muchos años y se fueron acostumbrando al paraíso perdido, así lo llamaban los seres extraordinarios, hasta que se hicieron parte de la familia

 

 

 

                                -Las vacaciones de Julieta y Tomás-

de Florencia Nerli

 

    Julieta y Tomás se iban a Jamaica, ella era rubia de ojos verdes y él rubio de ojos marrones. Ellos vivían en Rosario.

    Salieron el viernes a la tarde, hacía frío y estaba nublado. Llegaron el domingo a la mañana y ese día hacía calor y había mucho sol. Decidieron ir a la playa, allí conocieron a mucha gente, a Gabriela, Guadalupe, Lautaro y a Martina. Julieta se hizo muy amiga de Guadalupe, pero Martina no le caía muy bien, Gabriela le parecía muy simpática. Tomás se hizo amigo de Lautaro y le cayó muy bien Martina.

    A la noche volvieron al hotel, a Tomás le sonaba el celular, era Martina, atendió, era para salir a algún lado y decidieron ir a Werner, un lugar muy conocido de allí. Cuando ya estaban allá Julieta observó que Tomás le prestaba más atención a Martina y entonces se fue muy enojada al hotel. Tomás se estaba por ir cuando Martina le ofreció a Tomás ir a su departamento. Le dijo que sí, pero sólo un rato.

    Se sentía muy incómodo y se quiso ir, pero Martina se transformó en una bruja verde que lanzaba fuego azul. Rápidamente Tomás llamó a Julieta para que vaya a ayudarlo. Cuando Julieta llegó no había nadie, salió al patio, se encontró con Martina enterrando a su enamorado. Ella y la bruja pelearon, la bruja le lanzó una llama de fuego azul verdoso y la derrotó. Martina enterró a Julieta en su patio justo al lado de Tomás.

    Justo Guadalupe y Gabriela llegaron con la policía y entonces mandaron a l a bruja a la cárcel. Al ver a su amiga enterrada, a Guadalupe le agarró un infarto y murió. La enterraron al lado de Julieta. Gabriela se sentía la única viva y entonces se suicidó y se la enterró al lado de Guadalupe. Llegó Lautaro pero él no se mató, sino que se puso de novio con la bruja.

 

 

 

                                                    -Las gemas mágicas-

de Brian Morris

 

    Hubo una vez, un chico llamado Lionel que vivía en un pequeño pueblo en Argentina. se divertía mucho con sus amigos haciendo apuestas.

    Un día apostaron y Lionel perdió. El que perdía, tenía que entrar en una cueva cerca de allí...

    Aquel día, los amigos lo esperaban afuera mientras Lionel ingresaba a la oscura cueva. En el momento en el que entró vio una preciosa gema multicolor. Se acercó y la sostuvo en sus manos, en ese momento el muro se abrió en puertas y adentro había un portal luminoso gigante y él entró.

    Lionel, se despertó de un desmayo en un bosque y frente a él había otra gema... pero ésta era verde, el chico la tomó y de la nada apareció un árbol viviente que empezó a perseguirlo pero luego lo perdió de vista.

    Más tarde, Lionel encontró un mural con seis hoyos, pero sólo cinco tenían color. Colocó la piedra verde en el hueco verde y apareció el gran y maligno árbol pero ya no era malo, era su amigo.

    Luego fueron a caminar, empezó a nevar y encontraron una gema blanca, de la nada apareció un monstruo en cuerpo de hombre de nieve y los atacó, el árbol comenzó a luchar contra él mientras el chico corría hacia el mural y colocó la piedra, el hombre de nieve se hizo su amigo.

    Cuando tomaron otro camino había una tormenta de truenos espantosa y había una gema amarilla. Apareció un monstruo rayo que los persiguió el chico corrió pero el rayo era muy rápido. Pudo colocar la piedra solamente cuando sus amigos lucharon contra el monstruo.

    Desde otro camino se encontraron con el océano, el hombre de nieve se sumergió y encontró la gema azul la tomó y la llevó a la superficie, esta tarea fue fácil ya que la velocidad del monstruo rayo era suficiente.

    Después de unas horas, por otro camino, se encontraron con un volcán y hallaron la gema roja y apareció un monstruo de fuego los cuatro monstruos lucharon contra él, pero perdieron. La bestia flameante atacó al chico pero éste se defendió con la piedra multicolor y el monstruo salió dañado. El chico colocó la piedra. El último hueco se hizo multicolor y Lionel fue emperador de aquel lugar.

    Y volvió a su mundo donde continuó con su vida normal.

 

 

 

 

01/06/2009 02:34 deliteraturayalgomas Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: LAURA BEATRIZ CHIESA

Querida Marita: tres bellos poemas, que invitan a bucear en esos versos, para encontrar nuevas expresiones. Felicitaciones, Laura.

Fecha: 02/06/2009 01:53.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris