Facebook Twitter Google +1     Admin

Jorge Luis Estrella

20101102005341-estrella.jpg

LIBRA          *              

 

No sé si haré esta noche lo que quiero

porque el mismo querer que me devora

es el que trae la demora

de no saber si quiero lo que quiero.

 

No voy a cometer el desatino

de hacer primero el piso y la persiana,

el techo, la cornisa y la ventana

sin haber hecho antes el camino.

 

Pero hacer el camino no es sencillo

porque en la misma noche en que se empieza

sigue creciendo terca la maleza,

brilla la luna y canturrea el grillo.

 

Y sin embargo, todo lo pensado

no disminuye la fuerza del cariño

y creo estar sacándole el corpiño

a la idea de mi amor enamorado.

 

Sé que soy la balanza y es por eso

que en mi exacta misión me paralizo

y quedo atada al increíble hechizo

de no saber cuál es mi propio peso.

 

Pero me queda siempre la alegría

de pensar que conservo la hermosura

de mi guerra que busca con dulzura

la paz que es corazón de la armonía.

 

La armonía es mi único trofeo

y la belleza el don que necesito

y se aparta mi ser de todo grito

y rehuye el contacto con lo feo,

 

Quiero vestir mi cuerpo de amatista

y mi mente de justo raciocinio

para mostrar al mundo mi dominio

y defender mi condición de artista.

 

Sobre las madreselvas de aquel suelo

levantaré mi estatua delicada

y así conocerán eternizada

la abierta flor de un superior anhelo.

 

ESCORPIO

 

Aguijón incrustado en la virginidad del alba,

puente mágico erguido sobre el río del sexo,

fuerza que fija las dependencias tácitas,

talismán que es hechizo y curación salvaje,

nave roja enterrada en ocultos marasmos,

araña que devora a su nupcial amante,

río desbordado de eróticos instintos,

demoníaco impulso de ataduras fatales,

atávico sentido de perennal frescura,

impúdico designio de noches agobiantes,

intrépido preludio de sádicos orgasmos,

insólito tormento de paz escatológica,

carozo de una mística resurrección altiva,

águila que remonta su emocional pujanza,

terapia que desnuda los síntomas feroces,

escalpelo que arranca los tumores malignos,

sátira que inocula venenos salvadores,

muerte que resucita vitales esperanzas,

celo que transfigura los besos en martirio,

venganza que organiza sus dardos insidiosos,

cadenas imbricadas en síndromes hipnóticos,

melancólico estambre de lúbricas pasiones,

regenerado beso que destruye torturas,

magnética corriente de paralítico voltaje,

cósmico sentimiento de viril estatura,

tenaz hiedra que avanza indefectiblemente.

 

 

SAGITARIO

 

Tal es así que no es la vida misma

sino un continuo andar por el camino

avizorando el punto más lejano

en un constante vértigo de exilio.

Tal es así que sólo Dios entiende

lo que es nuestro pensar y nuestro oficio

porque es de él que la moral nos llega

transitando sus leguas de prodigio.

Tal es así que el hombre es sólo hombre

en la medida en que mire al infinito

sin olvidar al animal que tiene

jugueteando en los pliegues del instinto.

Tal es así que la planta también cubre

su verdor con punzadas de designio

y el mineral nos nutre con su hallazgo

de un manantial que es claro y es divino.

Tal es así que un voluntario anhelo

lo lleva al hombre hacia el Dios previsto

mientras ama las patas y la cola

del potro que relincha en su organismo.

Tal es así que el religioso arranque

es nacimiento y es lucha y es abismo

y es voluntad de flecha disparada

hacia el blanco más alto y más preciso.

Tal es así que el músculo es deporte

formado en la virtud del ejercicio

y esa energía en pos de los trofeos

es un esfuerzo pleno de sentidos.

Tal es así que el viaje es una gracia

que aventura el olfato de dominios

cada vez con más amplio derrotero

y más variada gama de peligros.

Tal es así que el intelecto es suma

de aventuras guardadas en un libro

y que llama al estudio más dichoso

por descubrir el elevado signo.

Tal es así que no hay mejor moneda

que la que paga el precio del cariño

al límite concreto de lo humano

y la veneración de lo infinito.

Pero Dios es a veces reticente

y su milagro real un tanto esquivo

y sólo nos llega la migaja

de la superstición y del capricho.

Tal es así que la moral se vuelve

nada más que un patético motivo

de caminar el mundo con alardes

del más ineluctable fanatismo.

Tal es así que en falsa ceremonia

se convierte la luz de lo vivido

y en lugar de la clara profecía

proliferan tiránicos prejuicios.

 

 

CAPRICORNIO

 

Mi responsable andar hacia la meta

sin escatimar esfuerzo alguno

hace inminente la consecución de lo que se ambiciona.

Mi diplomático ser que no rehuye

doblegar la cerviz por un momento

y de hacer el rodeo si conviene.

Pues no soy yo sino el hacer intacto

lo que está en juego en esta vida dura

y si es bueno retroceder se retrocede.

Puede el agua y el aire y aún el fuego

desbocarse en mi contra y en mi mengua

que, aunque me humillen, no logran detenerme.

No es mi voluntad la que arremete

sino la necesidad de concluir el acto

y obtener el provecho estipulado.

Mi  devenir se afianza en lo tangible

y necesito firmes compañeros

para lograr el fin que me propongo.

Asciendo lentamente los peldaños,

siempre con mi amiga la experiencia

que elabora estratégicos avances.

Los sentimientos no me son ajenos

pero puedo ocultarlos o domarlos

si perturban mi labor de hormiga.

Mi actividad es pública y notoria

y me rodean graves intereses

y es por eso mi vida triste y seria.

En el amor prevengo las instancias

y con tacto y frialdad voy confirmando

el patriarcal lugar que me proveo.

Realizar es mi pan y mi locura

y mi atuendo y mi mística y mi asombro

y mi total cabida en este mundo.

Me quedan dos caminos, sin embargo:

de solidaria entrega es el primero

y de estrecho egoísmo es el segundo.

Siendo Señor, me doy, como hizo Cristo

o acumulo provechos y ganancias

y soy esclavo de mi propio esfuerzo.

 

 

ACUARIO

 

Yo soy la medida de todas las cosas.

Si a los chanchos, chinches; si a los perros, rosas.

Los viejos valores se fueron al tacho,

propongo unos nuevos.

Que no haya clases sociales

pero sí Carnavales.

Que no haya explotados ni explotadores

pero sí dadores

de sangre.

Que todas las razas y credos se unan

y dejen de pelearse todos por el crudo.

Yo soy la medida de todas cosas.

Me aparto, me rompo, soy titiritero,

me amigo, me junto y me desarraigo,

pueden verme solo o con mucha gente,

soy independiente y de Independiente.

Soy el bailarín que bailando por su berretín

debe regresar

por una llamada ley de gravedad

a la cruda arena áspera y rocosa.

Yo soy la utopía,

que es tuya, que es mía,

que todos debemos tener.

A la realidad,

torcerle el cogote

y que no me vengan con cosas sensibles,

yo quiero la Idea,

quiero el Idealismo.

Yo soy la medida de todas las cosas.

Puedo ser homosexual, homeópata,

ingeniero electrónico,

siempre transgresor

y que no me vengan con letras sagradas,

ya no más pavadas,

revolucionemos hasta el occipucio,

seamos creativos, creadores

pero no creyentes,

seamos humanos hasta las pelotas,

inventemos un mundo que valga la pena,

con mucha manía

y tecnología,

camaradería

y si quedo solo

¡qué bien que me voy a lamer!.

A los chanchos, chinches; a los perros, rosas.

Yo soy la medida de todas las cosas.

 

 

PISCIS

 

Tengo un pescado

grabado

en la iniciación de mi musical pecado.

Vago en el mar vago

y me paro

en algún paraíso artificial.

Sufro el dolor doliente del otro

y soy el otro

dolido por mí.

Llego y me evado

en el sacabocado

de mi ilusión.

Purgo mi culpa

y en el traspié de mi peregrinación

lavo el pie.

Soy como un niño

debilitado

y una corona ciño con las espinas de mi pasado.

Me mimetizo

y soy el rey y soy el mono

y me destrono por un hechizo.

Médium total,

cargo el delirio de mi martirio

hasta el final.

Mi sacrificio

es un edificio con muchos pisos,

un rascacielos piramidal.

Si bien se piensa,

yo soy la víctima más indefensa

que se pueda imaginar.

Con este signo

o me resigno o me persigno

o me desnuco en el zarzal

Mi pie desnudo

no es un escudo

sino contacto con suciedad.

Con quejoso canturreo

merodeo

por esta vida y su sórdido arrabal.

Yo no soy malo,

tampoco bueno,

mañana estreno mi próxima careta de carnaval.

Sueño de noche, sueño de día

y en el trabajo

y en el tranvía.

Cuando ando merodeando

me rodeo, a veces,

de droga, de tabaco, de alcohol.

Es otra forma con que me evado,

desde mi vado,

de mi martirio, de mi delirio existencial.

Actor en todos los escenarios,

sólo mitigan mi gran calvario,

la inspiración y la piedad.

*La primera parte de este poemario se puede leer en:

http://deliteraturayalgomas.blogia.com/2010/100105-jorge-luis-estrella.php

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

02/11/2010 00:53 deliteraturayalgomas Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

deliteraturayalgomas

gravatar.comAutor: Amalia López

Jorge Luis Estrella tiene todas las varitas para sorprendernos y siempre con ingenio y buen humor.
Me gusta ver su foto, su sonrisa
Cariñosamente, Amalí

Fecha: 02/11/2010 08:40.


gravatar.comAutor: lily Chavez

Qué cosa linda me produce ver la cara de este amigo que tanto quiero y leer lo que escribe y pensar en lo que dice, y saber que así como me trae una poesía reflexiva pero desprende una sonrisa. Y en ese vaivén poético, uno sabe que no hay otro como él. Besos

Fecha: 03/11/2010 00:34.


gravatar.comAutor: ceci Ortega

Que ingenioso, ni se me hubiese ocurrido (si fuera una poeta en serio) escribir sobre los signos, me gustó mucho. Y cómo busco la entrega anterior?

Fecha: 06/11/2010 05:50.


gravatar.comAutor: Betty Badaui

Amalia, Lily, un saludito.
Ceci, cómo me gusta que la gente conserve la frescura, pero no acepto "si fuera una poeta en serio" porque te leí en MIS POETAS CONTEMPORÁNEOS.
Bien, respecto a tu pregunta, tenés que hacer clic abajo de los poemas del querido maestro Estrella, está la dirección en letras pequeñitas pero resalta el azul de Blogia.
Gracias a las tres
Betty

Fecha: 06/11/2010 06:07.


gravatar.comAutor: Felisa G.

Sí, mi marido, es la medida de las cosas pero que no se le ocurra hacerse de independiente porque somos de san loranzo y si nos peleamos una leonina con un acuariano, se arma.
Jorge por ser buen poeta y humorista hasta mi marido te lee.
Todo dicho con cariño
Felisa

Fecha: 08/11/2010 16:50.


gravatar.comAutor: lidia ramirez

Este hombre me llega con su buen humor, sus poesías y su sonrisa feliz.
Jorge Luis Estrella, porque te quiero te pido que nunca dejes de escribir
Lila

Fecha: 09/11/2010 08:23.


gravatar.comAutor: Jorge Luis Estrella

Gracias, infinitas gracias, amigas del alma, las que conozco y las que no. Me hace muy feliz recibir comentarios así. Y qué decirte a vos, Betty, de este maravillos y cálido sitio que tenés. Un montón de besos y abrazos para todas.

Fecha: 16/11/2010 02:56.


gravatar.comAutor: Marita Ragozza de Mandrini

La genialidad de Jorge, su sentido del humor inteligente y la fluidez de su lenguaje son siempre una fiesta para la lectura.
Qué pena que no escribió sobre Tauro que es mi signo, y que hace un ratito me enteré que también lo es Lily Chavez

Fecha: 21/11/2010 04:53.


gravatar.comAutor: betty badaui

Gracias por los comentarios.
Gracias Jorge Luis por los poemas y por despertar tan buenas emociones con ellos.
Marita, querida amiga, podés leer el poema TAURO en la dirección que figura en el final del poemario, la letra es muy chica, resulta difícil ubicarla pero está en azul.
Un tierno abrazo para todos
Betty

Fecha: 23/11/2010 17:56.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris