Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2008.

Contacto

01/06/2008 02:47 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El Hombre y la Poesía

20080601031307-imagesalgas.jpg

  

EL CATRE

Este es su lecho

un catre, simplemente

De aquí cada mañana

salía para ir a su tarea

y es aquí que a la noche

dejaba sus botines empapados

Se ven sus libros a la cabecera.

Uno a uno

estos libros

voy abriendo

En las páginas

aún se ven las estrías

de sus manos.

El cepillo de dientes amarillo

y el jabón todo blanco

allí sobre el alféizar

son de él

Su camiseta azul de marinero

con las mangas sin manos cruzadas sobre el pecho

extendida quedó sobre la cama

Este es su lecho

un catre, simplemente

Del muro cuelga

ésa su gorra azul de los domingos

Y allí abajo se ve, nuevo, un boleto

de tren, abandonado sobre el piso

NAZIM HIKMET

Nacido en Estambul en 1902

 

ARTE POÉTICA

Que el verso sea como una llave
que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
cuanto miren los ojos creado sea,
y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
el adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
como recuerdo, en los museos;
mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
reside en la cabeza.

Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema

 

VICENTE HUIDOBRO

      

 

NADA

Hastiado de la nada

llamo al viento antiguo

asesino de hojas sin cara

en árboles secos con ramas secas

enanos infértiles de parques

sin ríos con aguas inexistentes.

Ojos mutilados ausentes

de la nada negra cubierta de caracoles

que no terminan de ser

ficción de mente extraviada

en túneles oscuros redondos y vacíos.

LELIO RICARDO GURRUCHAGA

Rosario - Argentina

 

EL DESVÁN OLVIDADO

              “Lo que se entierra vivo no duerme bien.”

                Césare Pavese.

Siempre habrá cosas

que nunca dijimos

que cuelgan del destino

como murciélagos de polvo:

palabras, larvas

de la memoria

encerradas con mil llaves

en desvanes abandonados

para zurcir

las horas rigurosas

del implacable recuerdo.

SANTIAGO BAO

Argentina

 

XV

Sólo soy a tu lado

entre tu alma y el aire

porque el amor es la distancia

más corta entre dos voces,

la palabra imposible,

el silencio que de dos bocas nace,

la ceguera incurable,

porque lejos de ti

no soy nadie.

XVI

Amar es sentir que estás,

que no te has ido,

que nunca te irás,

vivirlo en círculos,

sintiéndolo sin cesar,

querer que todo sea

sencillo como el alma,

siempre igual,

deseo hundido en el deseo

cubierto de mar.

XIX

         [Sucede que me canso de ser hombre]

         Pablo Neruda

Hay un momento

después de sufrir

que se agota el sufrimiento,

un cansancio de lo oscuro

te arrebata el dolor más cercano.

Hay un momento,

por fin,

que uno deja de ser humano.

 

XX

Hay encuentros mágicos de seres

donde abundan eternos juramentos

y señales divinas que auguran

perfectos momentos para los pactos

hacia la unión final que expanda

según la ley de los astros

un alma en otro cuerpo sagrado.

 

XXI

Cuando te encuentro

en la mañanas nuevas,

De manos abiertas

en las tardes perfumadas,

Cuando repartes el amor

en besos estrellados

Y helada entregas la piel

con los sueños,

Un forjado de acero me sostiene

Y mis pasos se dirigen firmes

a la luz de tus ojos

para el descanso.

JOSÉ MANUEL OLIVEROS

 

 

SEDUCCION, LABIOS Y MAR

Localicé el ocaso del día en mí,

creyendo ver tu sonrisa en la bruma,

evolución del silencio en frescura,

cual tesis desleal de mis sentidos.

Perduras, el olvido aún no erosiona,

te sumerges y emerges en las aguas,

cristalinas aguas de voluptuoso oleaje,

donde Poseidón no reina, sólo mi mente.

¿Fue la seducción mi soledad?

no, creerías que profané la necedad,

fueron tus labios con reminiscencia a Mar,

néctar divino que incendió a mi alma.

Lapso, detente impertinencia burda,

monólogo destructivo de mi ser,

agitarás el recuerdo hasta agotar la luz,

al resucitar tus labios estos versos.

Contemplé el respirar de la noche en mí,

creyendo ver tus ojos en la penumbra,

cristalizó el resplandor de la tiniebla,

ofrenda mortal, en la Bahía del Adiós.

GUSTAVO GALLIANO

Rosario

 

 

TEXTO EM PORTUGUÊS

SEDUÇÃO, LÁBIOS E MAR

Localizei o ocaso do dia em mim,

acreditando ver teu sorriso na névoa,

evolução do silêncio em frescura,

como tese desleal de meus sentidos.

Permaneces, o olvido ainda não erode,

imerges e emerges das águas,

cristalinas águas de marulhos voluptuosos,

onde Poseidón não reina, apenas minha mente.

Foi a sedução minha soledade?

não, pensarias que profanei a necedade,

foram teus lábios com reminiscência de Mar,

néctar divino que incendiou minha alma.

Lapso, detém impertinência tola,

monólogo destrutivo de meu ser,

agitarás a lembrança até cessar a luz,

ao ressuscitar teus lábios estes versos.

Contemplei o respirar da noite em mim,

acreditando ver teus olhos na penumbra,

cristalizou o resplendor das trevas,

oferenda mortal, na Baía do Adeus

 

 

01/06/2008 03:11 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Mujer y la Poesía

20080601032243-cfl241.gif

 

 

 

         SALVACIÓN

Se fuga la isla.

Y la muchacha vuelve a escalar el viento

y a descubrir la muerte del pájaro profeta.

Ahora

es el fuego sometido.

Ahora

es la carne

la hoja

la piedra

perdidos en la fuente del tormento

como el navegante en el horror de la civilización

que purifica la caída de la noche.

Ahora

la muchacha halla la máscara del infinito

y rompe el muro de la poesía

ALEJANDRA PIZARNIK

Argentina

 

Los relicarios dulces

 

Hace tiempo, algún alma ya borrada fue mía.
Se nutrió de mi sombra... Siempre que yo quería
el abanico de oro de su risa se abría,

o su llanto sangraba una corriente más;


alma que yo ondulaba, tal una cabellera
derramada en mis manos... Flor del fuego y la cera,
murió de una tristeza mía... Tan dúctil era,
tan fiel, que a veces dudo si pudo ser jamás...

 

DELMIRA AGUSTINI

Montevideo-Uruguay

1887-1914

 

  MUJER DE ARENA Y NOCHE

La cresta azul de vértebras,

la voz de carne de tus muslos

bebedores

mujer de gritos super cine

porno no

pero sí en video

textura mística de calas

que no darán a luz

ya no

no habrá suceso.

 

La aurora lame

con pausas

y en rosado

lentejuelas de álamos batientes

se mezcla

silabeante en la marea

entre la arena rústica

minimal

valva pubis.

 

Escultura de algas

saliva hecha de mar

ni el hueco

ni la sombra

ni la risa

salitre espuma

antigua y grutal al sur

la mujer se deshace

interminable inicio

vesperal

alma-piedra.

       LILÍ MUÑOZ

  Neuquén-Argentina 

 

 

     PERO AÚN RESPIRO *

Hay una fragilidad del aire.

Hay una lánguida quietud de nubes en el espacio

detenido.

La amenaza

de que empiecen a caer los pétalos de todas las flores

las hojas de todos los árboles

los párpados de todos los ancianos.

Un reloj se hace pedazos en el horizonte acuoso.

Veo el mundo a través de esa fragilidad del aire.

Ahora circulan por mis venas satélites espías

aviones grávidos de pestilencias

hongos encapsulados

niños que se convierten en arena.

Hay la oscura remezón de mis huesos,

creo que no puedo, pero aún respiro.

El espacio (toda la impura extensión del espacio)

me cabe en un suspiro.

Hay quienes se conforman. (Ya sé: el Reino

no es de este mundo).

Pero hubiese querido que este mundo fuera el Reino.

ROSA FASOLÍS

Rosario-Argentina

*Extraído de la revista DE LITERATURA…y algo más… Junio de 1999.

 

QUIERO IMITARTE

Quiero imitarte

desde el dolor que me producen

tus ausencias.

Quiero copiarte el gesto,

ese desdén que abarcan tus manos,

para poder así refugiarme

en esta soledad absurda

donde solo yo me he exiliado.

Quiero imitar amaneceres

para hallar el declive nocturno

entre tanta oscuridad que se me adhiere.

Quiero ser cielo y ser verde.

Quiero soltar esos pájaros cautivos,

equidistando cielos que no existen.

Quiero profetizar mi abandono,

para denunciar tus manos.

Quiero pensar que me oscureces

para rehacerme luz y beberte mis sombras

ELSA FLORIT

Cañada de Gomez

Argentina

 

BAILAN NUESTROS CORAZONES

A ritmo de un bello bolero,

Se agitan nuestros corazones

Batidos por nuestro candor.

Arden nuestras entrañas…

Susurros y besos

Con sabor a cerezas.

Nuestro baile nada convencional,

Sin movimientos físicos,

Fundidos en un fuerte abrazo.

No olvides nunca,

Aunque tu cuerpo no pueda danzar

Tu corazón siempre lo realizará.

Ven, te espero a compartir

Una nueva cadencia

De amor

¡¡¡Solos tú y yo!!!

Kellypocharaquel

RAQUEL TEPICH

Argentina

 

SUSTITUCIONES

Sustituíamos las lámparas

con la luz de las velas…

Cuando las manos se buscaban

un engrandecimiento de corazones

multiplicaba caricias

y el júbilo de los candiles

ofrecía llamativas figuras

que enloquecían a las sombras.

   A la sombra de los otros

   y de mí misma

   me reinvento cada día

   -nuevos focos de luz -

   que amordazan tinieblas

   y convergen hacia el

        amor.

BETTY BADAUI

 

 

 

 

 

 

01/06/2008 03:22 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 2 comentarios.

Un cuento de Raúl Astorga

20080601032522-tn-halolunar.jpg

 

-Tiempo para caminar-

Desde que era chico, muy chico, tuve la idea de encontrar un lugar desde el cual, caminara hacia donde caminara, pudiera ir hacia el sur. Al fin lo logré, por circunstancias obligadas, pero me encuentro andando sin parar y contemplando cómo está el mundo. Sé que ella me espera en el sur, como hemos convenido. Pero ambos sabemos que cuando llegue, ya no seré el mismo. Es el riesgo. Seguir estos caminos me ha hecho pensar que no importa el tiempo. Ayer anduve entre edificios de cristal de cuarzo, merodeando el afán de los más perturbadores arquitectos que intentan propagar su fama. Quién puede asociar ese paisaje con un tipo que sólo ingresa en un comedor a comer, por necesidad; no para cargarse las pilas como hace la mayor parte de estos seres disgregados. La gran guerra nos dejó esta ocasión de cruzarnos casi sin vernos. Sin embargo, hay esperanzas en este chofer que me lleva en su vehículo hacia las afueras de la ciudad. Me dice que caminar por aquí es peligroso y que las patrullas no defienden a quienes se empeñan en ir hacia el sur. Esta mañana, crucé velozmente los campos abrumados por la eterna sequía. Las pantallas de los medios de información afirman que jamás volverá a crecer una planta. Sin embargo, al mediodía pude ver el sol que se muestra firme, eterno y dispuesto a esperar el tiempo necesario que permita volver a creer en la humanidad. Me senté junto al río, vacío, rasgado, azul de la nada que dejó ese maldito azufre que esparcieron alguna vez. Miré alrededor, sin hallar siquiera un perdido compañero a caballo. Claro, si ya no existen esos animales, aunque me empeñe en creer en ellos. La esperanza de cruzarme con un perro que me siga, tampoco. Sin embargo, hay algo en el paisaje que lo hace poseedor de una belleza macabra. Por la tarde sigo hacia el sur, cruzando canales, monumentos en ruinas erigidos en otra época por los ausentes, y selvas amazónicas resecas y altivas por su gris apagado. Ya, a esta altura, no hay ellos; sólo nosotros como vine sospechando desde tiempo atrás. Y sigo escandalosamente hacia el sur, bordeando el Paraná que perdió todo menos su nombre. Perdió su sabor, su color marrón, sus pueblos a ambos márgenes. Mientras el sol cae, o caigo yo, según se mire, llego a destino. Aparecen las primeras estrellas, y la veo. Está sentada de espaldas a las cuatro torres que marcan nuestros puntos cardinales, sobre un montículo deprimido, contemplando con sus ojos de mirar al infinito el río que ya no existe. Me espera porque sonríe cuando me ve. Su rostro se apaga, pero permanece la silueta de su cara, de perfil, a contraluz de la incipiente luna. Le digo que es verdad: estamos solos. El primer mundo es de los androides, y todos los calendarios que pude ver marcan el 2999. Me rasco el antebrazo ante la primera picadura de mosquito que sufro desde que salimos a la superficie. De pronto, se oye un sonido que habíamos olvidado. A metros de allí, un destello violáceo nos guía hacia la infatigable alarma. Nos acercamos para ver. Es un teléfono celular, solo en la inmensidad cósmica del universo. Nos miramos apenas. Ella lo levanta y me pregunta: quién podrá ser a esta hora, y desde dónde.

Raúl Astorga

01/06/2008 03:25 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Para niños

20080601032753-chako-a0024.gif

 

NADA TENEMOS

¡NADA tenemos, nada en absoluto!

¡Cantamos felices: do re mi fa sol!

Hay quien levanta muros altos en sus casas,

sobre las marismas de las arenas de oro.

Nosotros cantamos ante ellos:

do re mi fa sol.

Los rateros se ciernen sobre nosotros

y nos honran con codicioso mirar.

Nosotros sacudimos nuestros bolsillos vacíos, cantando:

do re mi fa sol.

Cuando la muerte, esa vieja bruja, viene silenciosa a nuestra puerta,

repiqueteamos los dedos en su cara

y le cantamos en coro, con requilorios alegres:

do re mi fa sol.

 

RABINDRANATH TAGORE

01/06/2008 03:27 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Tercer Domingo de Junio

20080601033020-imagespadres.jpg

 

En el DÍA DEL PADRE , ningún hogar debe carecer de:

el abrazo, y el noble recuerdo para los que no están.

¡FELICIDADES!

 

 

 

01/06/2008 03:30 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

BREVES

20080601034932-cfl156.gif

 

El camino de la verdad es ancho y fácil de hallar. El único inconveniente estriba en que los hombres no lo buscan.

CONFUCIO

 

Hay caídas que nos sirven para levantarnos más felices.

SHAKESPEARE

 

No se trata de cuántos años tengamos , sino de cómo los llevemos.

M. DRESALER

 

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.

¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

AMADO NERVO

 

 

 

 

 

01/06/2008 03:33 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Agradecimentos

20080601043521-43.gif

 

Agradezco al escritor

Raúl Astorga, por confiar en mí y brindarme su apoyo generoso desde el comienzo; asimismo, a los colaboradores, por el buen material y la confianza depositada.

 

Betty Badaui

Finalizando el otoño de 2008

Rosario - Argentina

 

 

 

01/06/2008 04:35 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Grandes Recuerdos - 13 de junio

20080603075451-libros63.gif

 

      DOCTOR HAROLDO ERNESTO ZUELGARAY

           Director de El Norte, de San Nicolás

                         1919 - 2001

“Inteligencia, sensibilidad, nobleza y amor por la justicia“.-

Son algunas definiciones de quienes lo conocieron cercanamente.

A su actual Director: Doctor Haroldo Tomás Zuelgaray, a sus familiares y amigos, como así también a todos los componentes de El Norte, va mi respeto por la continuidad de la obra de “la brújula de decisiones sabias”, como lo definió su personal después de su fallecimiento.

Desde Rosario, mi respetuoso recuerdo.

              Betty Badaui

03/06/2008 07:54 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Soneto

20080620191906-tn-montagnes-01.jpg

       AUTODESCRIPCIÓN

De borrascas y soles me he formado,

en la vida soy simple circunstancia,

la resulta de genes, su sustancia,

con senderos de piedra y alfombrado.

 

Tempestades y luces me han calado,

transité la humildad y la arrogancia…

Pobre pena mi pena y la distancia

que fue ayer un volcán inesperado.

 

Si descalzo mis días, con mis noches,

rememoro magnolias y romeros,

rostros claros sin velos ni antifaz,

 

más el grito tribal, que sin reproches,

humaniza los cauces más severos

y resguarda con fuerza montaraz.

                      Betty Badaui

20/06/2008 19:20 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris