Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2008.

Comentario: DISTANCIAS SOMETIDAS

20080901013152-somorgujos.jpg

 

DISTANCIAS SOMETIDAS

libro de poesía

Autor: Miguel Ángel Migliarini - Yaguarón ediciones

San Nicolás año 2005

Argentina

=================================================

“Como un juglar/canto entre pájaros,/a la intemperie”; dice Miguel Ángel Migliarini….

Sentarse a la intemperie, recorrer Distancias Sometidas y buscar hasta hallar, en la horizontalidad de la palabra, la visceral voz del hombre; hundirnos en su cavidad para rescatar su frontal lirismo que emerge, sucumbe, añora y levanta el vuelo que ansiosamente esperamos. Nos introducimos en: “saga de bemoles/en la ciudad vacía/y un aliento lunar/ en las cortinas”; continuamos la lectura para recibir las “trémulas alas que se abren” y ahí justo, en el espacio que media entre la siembra vivencial y el vuelo que rompe amarras, ya no podemos dejar de someternos, gustosamente, a estas distancias que poseen “el ocre de las fábulas”.

Sumergirse en cada verso para sentir su frescura; tratando de imaginarnos somorgujos que bucean para encontrar la palabra precisa, la que navega, la que “sostiene un pedestal de ramas/y el pegajoso ondular/de las distancias”.

Hundir la urdimbre neuronal en el roble que plantó de niño, encontrarnos con la lectura noble que nos ofrece, y sentir su transmisión: “En mística actitud/aprendo a ver a Dios”.

El historiador busca espacios para volar; el poeta no desprotege al historiador y siente “el perpendicular signo/de reveladores mensajes”.

El autor, conocido por su trayectoria que abarca variados temas, nos deja una sensación de pan crujiente en las manos, desarma nuestra estructuralidad cuando nos vuelca la magia del aroma que transmite: “tu fragancia/península vegetal, singular mar/ entre las sábanas”.

Sentarse a la intemperie, clavar nuestros ojos en el sideral diseño de la tapa del libro y sentir que el papel, una vez más, nos devuelve el polvo del camino para que el sol y el aire enciendan nuestras sensaciones con la ilusión urgente de la continuidad.

Sometida a estas nobles distancias descorro caminos y vuelvo a vibrar.-

 

   Betty  Badaui

01/09/2008 01:31 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Breves

20080901013428-esmeraldas.jpg

 

Un verdadero signo del hombre bueno es que ama a su padre y a su madre.-

GURDJIEFF

Nadie es tan rico que pueda pasarse sin un vecino.-

PROV. DANÉS

Alegrarse de que los demás sean más felices que uno mismo, exige mucha virtud.

MADRE TERESA

Una bella ancianidad es la recompensa de una bella vida,.

PITÁGORAS

Lo que importa no es si vives mucho, sino si vives bien.-

P. Siro

01/09/2008 01:34 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La mujer en la poesía

20080901013901-mas-alla.jpg

 

Cuando caiga la tarde espera mi visita,

pues veo que la noche es

quien mejor encubre los secretos,

siento un amor por ti

que si los astros lo sintiesen

no brillaría el sol,

ni la luna saldría y las estrellas

no emprenderían su viaje nocturno.

WALLADA BINT AL-MUSTAKFI *

Nació en Córdoba en el año 994

*(poetisa mudéjar)

 

MI PUEBLO

De mi pueblo recuerdo la pradera sembrada

el verde reluciente, la campiña soleada.

Aquel árbol frondoso, que el descanso cubría

su sombra cobijaba, mi lucha y rebeldía.

Esas calles angostas, ignorantes de asfalto

mis pasos protegieron, su miedo y sobresalto.

La escuela, la maestra, aquellos compañeros

que en el tiempo formaron los anhelos sinceros.

La abuela, su pureza, derramando ternura

esos ojos tan sabios y esa vida tan dura.

Regreso a mi momento, a mi presente cierto

y el pasado se queda en aquel cielo abierto.

El hoy es otra cosa, que lo simple ha borrado

mas guarda maravillas lo que el tiempo me ha dado.

Mi niñez como un cuento, que ampararon las hadas

ahora llega a mis hijos, descansa en sus almohadas.

Como fue en el pasado, el presente ha de estar

a Dios dando las gracias, por mi vida sin par.

EDITA GAITE

Rosario-Argentina

 

XII *

Era otro tiempo y extraviaba la rosa

la mística poesía de la vida;

mi pie rodando la arena de otros sueños,

mi cuerpo transitando avenidas de estrellas.

Era otro tiempo. Mi mano adolescente

perseguía el gesto de inaugurar tu pecho

por donde la noche se besa en cálida llanura

y el alma va abrochada a la orilla del viento.

Por detrás de mis párpados despertó extraño cielo

latiendo el territorio de tu nombre

y, sólo fue un temblor cayendo hasta mi frente

como cae el olvido sobre la muerte de un pájarpo.

MIRLEY M. AVALIS

Venado Tuerto

Argentina

*Fuente: Edad Sin Tiempo - 1981

01/09/2008 01:39 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El hombre en la poesía

20080901014312--espacio.jpg

 

Trilce

Hay un lugar que yo me sé

en este mundo, nada menos,

a donde nunca llegaremos.

Donde, aún si nuestro pie

llegase a dar por un instante

será, en verdad, como no estarse.

Es ese un sitio que se ve

a cada rato en esta vida,

andando, andando de uno en fila.

Más acá de mí mismo y de

mi par de yemas, lo he entrevisto

siempre lejos de los destinos.

Ya podéis iros a pie

o a puro sentimiento en pelo,

que a él no arriban ni los sellos.

El horizonte color té

se muere por colonizarle

para su gran Cualquiera parte.

Mas el lugar que yo me sé,

en este mundo, nada menos,

hombreado va con los reversos.

-Cerrad aquella puerta que

está entreabierta en las entrañas

de ese espejo. -¿Esta? - No; su hermana.

-No se puede cerrar. No se

puede llegar nunca a aquel sitio

-do van en rama los pestillos.

Tal es el lugar que yo me sé.

CÉSAR VALLEJO


Jurisdicción del horario

*

 

Mira muchacha

son las tres y cuarto

dice la sombra del paraíso.

A las cuatro en punto

vendrá el cirujano.

A las cinco y veinte

me llevarán de aquí.

Todo a horario

menos tus ojos

apresurando el rocío

Jurisdicción de la palabra

 

Hay una alta eternidad en las palabras

que no son ni feas ni lindas

sino tan precisas como las personas

verdaderas o falsas

y no deben distraernos

los adjetivos

que a veces

son como espurios brillos

salmodiando la frivolidad.

 

El escritor sabe

que él y todo cuanto lo rodea

será tragado por el mar amenazante.

Entonces

sentado sobre la balsa moribunda

toma su sangre y empieza a escribir.

 

JULIO CARABELLI

Buenos Aires-Argentina

1940

*Fuente:

www.poeticas.com.ar/directorio

 

GRAFITTIS *

De los brazos de las fuentes
se abrían al flujo de los pájaros
marionetas de verano.
Tendrías que haberlas visto bailar
sobre las gotitas de agua.

 

FEDERICO TINIVELLA

Rosario-Argentina

*Fuente: Literatura de Rosario. com. ar

 

Vehículo público en movimiento

La dejé a mi rodilla

en contacto con tu vello púbico

El resto de vos, aparentemente

no estaba conmigo sino

con otro tipo:

apuesto, joven, aunque

no distinguido como yo

por el especialísimo contacto

En el sueño vos eras Salma Hayek

el otro tipo era cualquiera

un extra, un entretenimiento

con el que te abrazabas

Mi rodilla era la derecha

y lo más importante:

quien hacía de mí

era yo

En ese antiguo colectivo porteño

circulando en la noche por Barracas al Sur

vos no estabas desnuda

no lo estaba nadie, ningún pasajero

ni el chofér

Exceptuando a los beneficiados:

esa rodilla mía

y tu pubis.

ROLANDO REVAGLIATTI

 

01/09/2008 01:43 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Para niños

20080901014547-estrellas.gif

 

ABUELITA *

Quién subiera tan alto

como la luna

para ver las estrellas

una por una,

y elegir entre todas

la más bonita

para alumbrar el cuarto

de la abuelita.

TOMAS ALLENDE

*fuente: www.edicionesdelsur.com

 

01/09/2008 01:45 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Narrativa - Rubén Vedovaldi

20080901014756-dryade....jpg

 

LA DIABLA PROFECÍA

Mañana poblarán el valle esas hembras desnudas que bajan de los árboles del deseo, a preñarse de cuanto macho se les cruce. Poblarán los valles mujeres infernalmente bellas, hembras de risa y llanto que traen el fruto a morder y la muerte en polvos. Locas que ríen entre ellas y no sabremos de qué. Bestias de un raro hechizo, ninfas que no han bebido el licor de las tabernas pero bailarán alrededor del fuego, locas, y cantarán desatadas ante el espejo y se pintarán furiosamente para la guerra del amor y se frotarán suaves aceites aromáticos por el fruto prohibido hasta arder como lo que son.

Bajarán de los árboles en las noches de luna, lobas de carne fulgurante, panteras, zorras, perras, yeguas desbocadas en el delirio del placer.

Vendrán a retobarse, a retozar a horcajadas del viajero que huye; correrán a trincarse al guardián desguarnecido; rugirán a horcajadas del que llevaba el carro, el que timonea el barco, el que conduce el tren. Amazonas salvajes con sus lenguas como látigos, sus ojos como arcos y flechas engualichadas, sus uñas como espuelas del impulso.

A horcajadas del que domaba las potrancas chúcaras. a horcajadas del que fabrica los muebles de la fornicación, a horcajadas del médico de señoritas; a horcajadas del sacerdote virgen y del corregidor; a horcajadas del hijo del juez, a horcajadas del maestro rural, del banquero y del mendigo.

Bajarán de los árboles como hambrientas serpientes. Llenarán de alaridos las cumbres y los llanos y parirán cachorros a los cuatro vientos. No escucharán a nadie. De sus voraces piernas saldrán los hijos,

hasta volver el desierto muchedumbre y la muchedumbre otra vez guerra, dolor y amor.

Rubén Vedovaldi

01/09/2008 01:47 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Marta Roldán (Carmiña Candido Daverio)

20080901015035-tnmarta-roldan-setiembre.jpg

 

de TESTIMONIO DE INIQUIDAD:

Autora: Marta Roldan. (Carmiña Candido Daverio)

Para dar aceitunas:

Soy el olivo reflejado en tus ojos.

Este olivo femenino, chacarero,

está condenado a muerte lenta

por recibir una atención al año.

Una vez lo podas,

una vez lo riegas,

una vez levantas tu cosecha.

Pero este olivo necesita, campesino,

de tus dedos resbalando entre sus hojas,

de tu boca paladeando su aceituna

de tu aliento que haga temblar sus ramas.

El olivo que llevas en tus ojos

se marchitará sin tu mirada.

 

Panadero:

Haz un pan, amor mío,

con tus gallardas manos.

Harina fecundada por la audaz levadura

y que confunda el horno tu calor con el suyo.

Pan de trigo blanco refinado,

pan de polenta amarillo o pan de calabaza,

pan de oscuros cereales con color otoñal.

Haz un pan, amor mío,

sin distinción de razas

¿dónde quedó ese pan que se multiplicaba?

Haz un pan, amor mío,

con aire mercenario

para eliminar el hambre que cabalga este mundo

y podrán las personas

sentirse más persona

y olvidarse del hambre.


(con este poema hicieron una placa de bronce que está en la fachada de una panadería en Brescia)

 

La otra realidad:

Agregar un verso

(pensar en corregirlo)

la lágrima gotea

sobre el libro leído.

Dibujar una línea

que el espacio divida

separando a mitad

esta horadada vida

de la que yo quisiera

01/09/2008 01:50 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Algo más... Desde el afecto

20080901015516-080716191453392.jpg

 


Suplemento Nosotras *












LILIAN SUSANA SOTO BADAUI


La que se viene




Imprimir

Enviar


“No sé si soy ideal para este cargo, pero puedo intentarlo”, dice la máster en Administración Pública, Lilian Soto. Ella fue elegida por el Presidente para dirigir la Secretaría de la Función Pública. De bajo perfil, la médica y ex concejala municipal vuelve al ruedo con muchas ganas y más preparada metodológicamente.


Muy amable, Lilian Soto (45) nos recibió en su departamento. Sin vueltas delimita: “Tengo pareja. Vivo sola, soy soltera y no tengo hijos. Hasta ahí de mi vida privada”. Hecha la aclaración, de política sí podemos preguntarle todo. Su nombre comenzó a sonar a partir de Asunción Para Todos, hace 15 años, cuando Lilian era médica en el Hospital de Clínicas y palpaba diariamente la realidad más pobre del país. En el año 91, Filizzola gana la Municipalidad de Asunción y ella asume como concejala. Luego continúa en la administración Burt durante otros 5 años. “Ganar la intendencia con APT fue la primera experiencia de haber derrotado una forma de hacer política en Paraguay –rememora–; fue algo muy rico, desafiante. Hicimos todo lo que sabíamos en ese momento; teníamos entre 25 y 31 años. No teníamos experiencia en el sector público, ni siquiera existían análisis, pero marcamos algunas pautas, sobre todo de honestidad 100%. Hasta hoy, a pesar de las diferencias políticas con ex compañeros que continúan ocupando espacios públicos, pongo la mano en el fuego por ellos, sé que no van a robar jamás”.

–Mantenían una lealtad, claro.

–No era lealtad, era conocimiento. Tuvimos una administración en nuestras manos, nos propusieron muchas cosas, pero sabíamos que robar no lo haríamos. Después, cuando estuve como concejala en la administración Burt, fue ver la otra cara de la moneda, cómo los valores que habíamos intentado inculcar dentro de la administración pública se iban desmoronando uno a uno. Esa experiencia fue tan negativa para mí que decidí tomarme un tiempo para analizar, estudiar.

–¿Tu elección política siempre fue la misma?

–Sí, socialista, de izquierda. Desde que empecé a pensar, comencé a pensar en la igualdad. Para mí es una cuestión clave no bancarme las injusticias. Y es algo de familia: mi padre era febrerista; mis tíos del ala materna eran comunistas.

–¿Adónde fuiste tras la “decepción Burt”?

–Quise ponerle un marco teórico a toda mi experiencia vivida. Solicité y gané la beca Fullbright para un máster en Administración Pública en la Universidad de Ohio (Ohio); estuve 2 años, de paso estudié Antropología y Filosofía. Era un placer tener a disposición una biblioteca que era prácticamente un edificio.

–¿No te quedaba mejor ser intelectual y opinar desde afuera?

–Quise volver, me gusta que sucedan cosas en Paraguay, porque generalmente lo que vivo socialmente no me gusta. Pude haberme quedado a hacer un entrenamiento profesional, pero volví y me puse a trabajar en investigación y consultoría en políticas públicas y políticas sociales. Nunca dejé de hacer política; la política me parece un ámbito indispensable en la transformación. Cuando me propusieron el cargo, un amigo me dijo: “Sería una falta de compromiso ciudadano no aceptar”.

–¿Desde dónde apoyaste a Lugo?

–Estuve hasta el año pasado en País Solidario. Tuve un proceso bastante complejo que terminó con la imposibilidad de discusión, de análisis; el autoritarismo es algo que a muchos no nos entra en la cabeza. Salí de ahí y formamos un movimiento que se llamaba Avancemos, de opinión y acción socialista. Trabajamos, casi en silencio, por el cambio cultural en la política, porque mucha gente cree que porque hace política, después en el Estado tiene un botín.

–¿Fuiste candidata por Avancemos?

–No. Apoyamos la candidatura de Lugo y de Tekojoja, pero decidimos no tener candidaturas. Hace un poco más de dos semanas me llamó Miguel Angel López Perito y me planteó lo del Ministerio de la Función Pública, y si podía tomar rápido la decisión. Lo pensé unas horas y le dije que quería conversar con él y después con el presidente Lugo. Expuse mis pensamientos sobre el funcionariado público y pregunté si el gobierno estaba seguro de que eso quería llevar adelante.

–¿Qué propusiste?

–Todo el proceso de profesionalización del sector público; la instalación del servicio civil; una dignificación del funcionariado público. Y de prebendarismo, clientelismo y nepotismo, cero. Les dije que esas eran ideas básicas para mí. Ellos dijeron que pensaron en mí por mi perfil. Acepté y lo anunciaron. Desde entonces estoy en contacto con el actual ministro, Carlos Miguel Goiburú.

–¿Qué significa el servicio civil?


–El servicio civil implica que no pueden existir ingresos a la función pública sin los mecanismos correspondientes, que son los concursos públicos. Eso significa títulos, méritos y aptitudes. Eso para el ingreso. Para la promoción (recategorización, ascensos) también se tiene que pasar por un sistema de evaluación de indicadores de desempeño. Y para la desvinculación (para que alguien salga) tienen que darse las condiciones para que eso sea con el respeto de los derechos. En otras palabras, buscamos que no sea el mismo mecanismo que, durante tanto tiempo hasta ahora, se llevó adelante en la función pública: “Te contrato o te nombro mientras me sos leal, cuando dejás de serlo, no te renuevo el contrato o te mando al freezer”.

–Ideal, utópico. Y en la cancha, ¿funcionará?

–Es que esto es para la cancha. Si no tenés claro adónde querés llegar, perdés la pelota. Y lo único que te posibilita plantearte adónde querés llegar es tu utopía y tu ideal. Mi utopía es una sociedad igualitaria. Las sociedades con desigualdades como la nuestra solo producen injusticias. Hay un grupo privilegiado de gente que tiene todas las posibilidades y otra que la pasa muy mal.

–¿Cómo va a llegar el cambio a todos los ministerios?

–Si es que hay una real intención de parte del Presidente, él tiene el liderazgo político con respecto a si sus ministros/as llevan adelante en toda la función pública el proceso de profesionalización. Yo creo que sí. Después del 15 de agosto no tiene por qué haber ni un nombramiento si no es por concurso como está establecido en la ley de la función pública. ¿Este gobierno va a violar la ley? No creo. Empezando por mi cargo, tiene que ser concursado.

–¿Vas a competir contra Lilian Soto?

–El Presidente me pidió que asuma, pero voy a concursar con quien sea. Si Lugo cambia de opinión, ni un problema.

Pero si no empezamos cumpliendo la ley, no tenemos ninguna posibilidad de mantener la credibilidad.

–Me estoy acordando del caso del sobrino de Lugo; se cuestionó su capacitación.

–Ahí lo que se cuestionaba no era la capacitación, sino el mecanismo por el que iba a acceder al puesto. Yo creo que en un proceso hay que mirar los resultados. El Presidente superó una contradicción.

–Bueno, tuvo mucha presión de la prensa.

–Nunca sabremos si fue por eso o por un pensamiento. La gente esperaba que él reprendiera públicamente a su sobrino, pero hay que entender que hay estilos diferentes. Si hubiera pasado con un familiar mío, no sé qué diría públicamente, pero estoy segura de que le llamaría y le diría “renunciá inmediatamente”.

–¿Qué estilo vas a tener para el funcionariado y sus miedos?

–Yo no culpo al funcionariado porque los liderazgos son los que definen todo. Pensar en una razzia sería una estupidez, porque no podemos decir “salgan todos los que entraron por el mecanismo incorrecto”, sabiendo que la mayoría entró por recomendación, clientela, lo que sea. Además el Estado, o sea nosotros, ya invertimos en los que están. Algunos en 10 años aprendieron cómo hacer las cosas y las hacen bien, entonces lo primero va a ser la identificación: si sirven para la función que están cumpliendo.

–¿Cuántos funcionarios públicos tenemos?

–Según el censo del 2004/05 hay 170.000 funcionarios y 219.000 cargos. O sea, hay gente con dos cargos.

–¿El censo es correcto?

–La Dirección General de Estadísticas y Censos, a mi entender, es uno de los sectores más profesionales de la administración pública. Luego, el Banco Mundial dice que hay 200.000, o sea que, en un periodo, ingresaron 30.000 más, entre nombrados y contratados.

–¿Entonces?

–Alguien me tendrá que dar las cifras claras o no tenemos la posibilidad de hacer una política seria. El instrumento más fiable que podríamos tener es la base de datos del Ministerio de Hacienda: los sueldos que se pagan.

–Seguimos viviendo a ciegas.

–Es muy grave que un país no tenga claro cuántos funcionarios públicos tiene, de qué categorías, con qué salarios, cuántos trabajan ad honorem. Esto no sucede en ninguna parte.

–Las leyes que existen ¿perjudican o ayudan al ordenamiento?

–La ley no se puede negociar. En la administración pública hay un principio básico –y es la gran diferencia con el sector privado– que dice que solo se puede hacer lo que dice la ley. Yo tengo buena relación con muchos sectores del funcionariado, los sindicatos, y el manejo va a ser con todas las cartas sobre la mesa.

–El tema de agrandar o achicar ¿es tan complejo? Para todos, hay que achicar.

–Quien diga eso que dé los números de qué es lo chico y qué es lo grande. Ni el BID se atreve a decir si el sector público es grande o no; lo que ha dicho es que hay lugares donde hay déficit y hay lugares donde hay exceso de funcionarios públicos. El Banco Mundial dijo (te nombro estas instituciones porque, según mencionan algunos que escriben, tienen un gran prestigio) que el porcentaje del funcionariado público con respecto a la población total es mayor que en otros países de América Latina.

–¿Y eso no significa que hay que achicar?

–No, con eso no tenemos nada, lo que tenemos que saber es dónde sobra y dónde falta. Hacer un balance.

–Exactitud de hija de economista.

–No, la exactitud la traigo de la medicina. No podés hacer un tratamiento sin un diagnóstico previo. O vas a terminar equivocándote muy mal. Por un dolor de cabeza vas a recetar una aspirina cuando se necesitaba un antihipertensivo.

–¿Por qué dejaste la medicina?

–Tuve que optar. En aquella época la medicina hubiera requerido todo mi tiempo, y yo era concejal. No quería ser ni una médica mediocre ni una concejala que solo levantara la mano.

–¿No te enfermará todo este fardo político?

–No creo, hasta ahora con la política la pasé tan bien.

Por Lourdes Peralta/lperalta@abc.com.py



*Fuente:Digital ABC - 17 de julio de 2008

01/09/2008 01:55 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Noticias

20080923121545-flor-mburucuyanacional-del-paraguay.jpg


Delfina Acosta este artículo ha sido enviado por Delfina Acosta

 

Biblioteca ideal del joven lector



Me vino a la cabeza la idea de escribir sobre la biblioteca del adolescente. Es una realidad que en nuestro país no existen las grandes bibliotecas, pero en fin, no se afane el alma, pues de que las hay las hay.
------- End of Forwarded Message -------


-----------------------------------------------------
Este mail fue enviado desde el WEBMAIL de ABC Color

-- Este e-mail fue enviado desde el Mail Server del diario ABC Color -- --

Delfina Acosta este artículo ha sido enviado por Delfina Acosta

 

Un ensayo jocoso



Como soy una persona curiosa, y cada vez más me come la curiosidad por saber qué pasa en la cabeza de los poetas, de quienes se dicen cosas feas, y a quienes se tiene por gente que no puede tener un acomodo digno dentro de la sociedad pues es sabido que no ganan mensualidades; como soy persona curiosa, decía, iba día atrás tras los pasos de los poetas (callo sus nombres), a escondidas.
------- End of Forwarded Message -------


-----------------------------------------------------
Este mail fue enviado desde el WEBMAIL de ABC Color

-- Este e-mail fue enviado desde el Mail Server del diario ABC Color -- --

Delfina Acosta este artículo ha sido enviado por Delfina Acosta

 

Celebración de la salud



Podría haber ocurrido que una parálisis facial me dejara el rostro volteado, que un rayo cayera cerca de mi casa y rajara, con su tronar fulminante, la pared de la cocina, cada vez más deslucida. Nada ocurrió. Y estoy alegre. Alegre porque no me pasan motivos para fruncir el ceño, y quedarme sentada sobre la silla, y mirar, cabizbaja, el horizonte.
------- End of Forwarded Message -------


-----------------------------------------------------
Este mail fue enviado desde el WEBMAIL de ABC Color

-- Este e-mail fue enviado desde el Mail Server del diario ABC Color -- --

 

 

 

23/09/2008 12:09 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris