Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2009.

deliteraturayalgomas

20090201025327-abrazo.jpg

 

Se reciben poemas, relatos y artículos, escritos en el cuerpo del mail, fuente 12 puntos, dirigidos a

bettybadaui@yahoo.com.ar

 

Colaboradores:

Raúl Astorga.-

Liliana Chávez.-

 

Agradecemos el alojamiento brindado por Blogia

Betty Badaui.-

 

“De literatura y algo más” propone:

NO, a las guerras.

SÍ, al abrazo sincero.

01/02/2009 02:53 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Breves

20090201025652-rodocrosita-alta-gracia.jpg

 

Si en un instante de ira eres paciente, te evitarás cien días de congoja.-

PROV. CHINO

 

Ayudar a cruzar la pista a un invidente es también hacer patria.-

A. GARCÍA

 

La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia le debilidad del fuerte.-

KANT

 

Propio es de necios mirar los vicios ajenos y olvidarse de los propios.-

CARLYLE

 

Es marca del cobarde, maltratar al más débil.-

ANÓNIMO.-

01/02/2009 02:56 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Para niños

20090201030019-tiovivo.gif

 

PEGASOS, LINDOS PEGASOS

Pegasos, lindos pegasos,

caballitos de madera…

 

Yo conocí siendo niño,

la alegría de dar vueltas

sobre un corcel colorado,

en una noche de fiesta.

 

En el aire polvoriento

chispeaban las candelas,

y la noche azul ardía

toda sembrada de estrellas.

 

¡Alegrías infantiles

que cuestan una moneda

de cobre, lindos pegasos,

caballitos de madera.-

ANTONIO MACHADO

Sevilla, 1875-1939

 

 

01/02/2009 03:00 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El hombre en la poesía

20090201030434-extasis.jpg

 

CONTIGO


¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte
para mi están adonde
no estés tú.

¿Y mi vida?
Dime, mi vida,
¿qué es, si no eres tú?

LUIS CERNUDA

SEVILLA

1902-1963

 

     SOMOS

como las flores

encantando a las mariposas en sus pistilos infinitos

así convocamos al amor

alcanzamos la cima sin rozar la nieve nubes

desde allí

lloramos como la lluvia en el rostro de intemperie

reímos en la comisura abierta del desvarío

vibrando en los labios ante la inminencia de su arrojo

fuimos la hiedra sigilosa de los amantes

la escapatoria del murmullo y el silencio

las horas del tiempo que se revela

un rayo inmenso quebró la luna

perdimos en un soplo los atuendos de metal

despojados

nos abrimos purísimos a la noche

conocimos el éxtasis más allá de la carne dispuesta

……………………………………………………...

hoy somos cada grabado en el eco de las cavidades

ALVARO OLMEDO

San Juan-Argentina

 

     FIGURA

En la última línea
del horizonte,
quitándole las manos
a las nubes,
sobre el cierre del agua
divisorio,
que separa tierra y cielo
una bailarina etérea,
con zapatos de burbujas
y polvillo de luciérnagas
ensaya sobre una red
de espuma coralina,
la danza.
El velo transparente
del amanecer,
la envuelve con el crepúsculo
y pájaros de la noche
caen en picada,
sobre el fino encaje
del mar.

Víctor Hugo Tissera

01/02/2009 03:04 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 2 comentarios.

La mujer en la poesía

20090201030827-miradas.jpg

 

TRÁNSITO

“Mi corazón no pide piedad

se dispone a partir”

H. L. Quintana.

 

          Partiré

  suelta en transiciones

para atenuar los rituales

  el final de la carrera

    Partiré en el sigilo

    abriéndome paso

por entre las ventanas

que esperan decisiones

   Soltaré mi libro

      de repente

cerradura abierta en los ojos

ajedrez renuente a la fuga

          Partiré

como una fábula bien urdida

  en la galera del mago

 deslizándome hacia arriba

   enrollando mis páginas

    encogida dentro

         Me iré

  toda repartida

    en el canto

ELISA DEJISTANI

 

ANDAMIOS

Por los andamios de la vida

se deslizan los gritos

que aún no nacieron

a la búsqueda de palabras

que crucen abismos

(se parecen a gigantes

que atajan espantos)

Por los andamios de la vida

circulan las memorias

que ofician de puente

entre el amor y la muerte

buscando la orilla de las sombras

para engendrar versos

que nos salven del olvido.

ROSA LÍA CUELLO

 

¿CÓMO ATRAPAR UNA MARIPOSA IMAGINARIA?

“Este mundo, teatro del orgullo y del terror,

está lleno de desdichados que hablan de

felicidad"

           VOLTAIRE

En este albor de mármol

y heridas melodías,

una ilusión desdibujada

se perfila en el pentagrama

de una felicidad inventada.

Estoy envuelta… en lluvias y brumas,

neblivelada… en medio del caos.

Inmersa en un abismo oscuro,

con claras visiones.

Con las manos juntas

y los ojos hacia arriba.

 

¿Cómo atrapar

una mariposa imaginaria?

 

Existen perfiles

de miedos y alelíes.

En este albor de mármol

el alma se fuga,

y la agotada sonata

una y otra vez escupe silencios,

funeral de viaje virgen, individual.

Y queda flotando: la vida…

con irónica persistencia

ANAHÍ DUZEVICH BEZOZ

Cañada de Gómez

01/02/2009 03:08 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 8 comentarios.

Bienvenido, Mariano Shifman

20090201031208-foto-20mariano.jpg

 

Mariano Shifman

SACERDOTISA EN UGARIT *

La condición es siempre poder amarte

que te recrees a diario con la intensa calma

de la flor

Majestuosa te abras

y te cierres

morosamente te cierres en el laberinto ineludible

que tus fieles traman para ti.

El ocaso y el albor te determinan

entre simétricas penumbras que buscan confundirte.

Me han dicho que rehúsas las clementes aguas del olvido,

bálsamo de los más endebles

Tú sabes que antes de las palabras

antes de todo principio

mucho antes

te han sido destinados un cuerpo

y una misión.

 

PEDAGOGÍA

Cría cuervos; despeja los promontorios

y creyendo como el que no sabe, mira:

la luz del viento pulirá tus ojos

-viento es lo que no somos-

y oye:

a tus crías las alumbrará

el venerable reflejo de lo que ha sido.

Y te dejarán en paz.

 

ÚLTIMAS SEMILLAS ANTEDILUVIANAS

Llovía un verde augurio de triunfo,

las raíces se abrían reiventando el mundo

eran el mundo

pero alguien dijo: en el principio está el fin.

El verde era tan verde que nuevas manos

bajaron a la tierra y desde la tierra

miraron entrelazadas buscando el cielo.

Llovía porque había que comer

dijo otro, y porque las manos son pala

y son plato y porque cavaron hacia abajo

y también hacia arriba, y entonces llovía.

Pero en el principio, ya latía el fin:

Quien mira desde arriba sólo ve lo oscuro,

y allí estaba el gran círculo vicioso

negro como la lenta agonía de la tierra,

y entonces ya no dejó de llover.

 

* Poemas perecientes al libro “Punto Rojo”, -1er. Premio Xl certamen Nacional de Poesía, Editorial de los Cuatro Vientos-, Buenos Aires, año 2005.-

01/02/2009 03:12 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 4 comentarios.

Frede Peralta

20090206195843-frede2.jpg

 

NOCHE

Recorto el espacio

al deslizar mi sombra,

me quedo en ella

apoyada al lino del silencio

y mi cuerpo

entrega sus tiempos

en la geometría

                    de la noche

FREDE PERALTA

Nació en San Genaro Norte y reside en Carlos Paz-Córdoba.-

“”””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

NOTICIAS


Este artículo ha sido enviado por Delfina Acosta

Inverso

La escritora Tania Alegría ha escrito un libro. Un libro de versos que es como un libro de celebración debido a la pureza y a la calidad de la versificación.
------- End of Forwarded Message -------


-----------------------------------------------------
Este mail fue enviado desde el WEBMAIL de ABC Color


Este artículo ha sido enviado por Delfina Acosta

Bomarzo

Bomarzo es la historia del duque, del ser inmortal (aunque después le sobreviene la paz, o sea, la muerte) escrita por el genial escritor argentino Manuel Mujica Láinez. Bomarzo es un libro largo, difícil, a veces, de leer, debido al lenguaje retórico, suntuoso, cargado de afeites y de artificios multicolores. El autor hizo un plano de su libro alumbrado por la conciencia y las costumbres propias del Renacimiento.
------- End of Forwarded Message -------

06/02/2009 19:58 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 2 comentarios.

Narrativa- Liliana Chavez

20090206200141-lilianachavez.jpg

 

La redimida.

Román, con disimulo, corre los cortinados. Sabe que mientras menos luz entre por los ventanales, más rápido se dormirán los demás. Estira el cuerpo sobre las sábanas malolientes y con la cabeza colgando, busca su calzado debajo de la cama. El par está justo al medio; se recuesta entonces en el piso frío, boca arriba y en una posición nada cómoda, atrae hacia él, con uno de los pies, las chinelas azules.

Una vez que se las coloca, camina unos metros en puntillas, para evitar que un mínimo descuido complique su plan. Se detiene centímetros antes de llegar a la puerta, apoya una mano en el marco y se inclina hacia delante para confirmar, que no hay moros en la costa.

Mira hacia la izquierda, observa luz en la pieza del fondo. Supone a Fernández y Agüero entretenidos en un juego de cartas. Entonces, con precaución, como en noches anteriores, encara directo hacia el inicio del pasillo. El piso, alterna, en diagonal, mosaicos blancos y negros. Los pies de Román buscan la superficie clara, tiene la absurda obsesión de no querer transitar sobre los cerámicos negros y esto hace que camine zigzagueando y demore más de lo debido en llegar a donde quiere.

Frente a la pequeña virgen, empotrada en el muro lateral, se persigna y ora en voz baja. La pobrecita tiene una lágrima cayéndole por el rostro y no es para menos.

Comprueba que, por suerte, nadie ha descubierto que la reja interior había sido desprendida de la pared. Extrae la lima de entre sus ropas y comienza a rebajar el hierro de la candela exterior. Cuando el último barrote cede, siente alivio y satisfacción. Toma la imagen, la aprieta contra el pecho. El corazón le late con fuerza; por fin ha podido liberarla.

Tan entusiasmado está que no se percata a tiempo de la presencia de los hombres, y pese a la feroz resistencia que opone, los enfermeros logran arrancarle de entre los brazos la figura que tan devotamente mantiene apretujada; lo reducen y le colocan el chaleco, antes de aplicarle un sedante y conducirlo al cuarto de castigo.

Semejante alboroto ha despertado a todos en el nosocomio. Román voltea la cabeza hacia atrás mientras lo llevan. Ve la Rosa Mística elevarse al cielo envuelta en un halo de luz.

De tan feliz, pasa por alto las burlas de sus compañeros y ni siquiera le importa que esos dos cobardes arrastren su cuerpo por encima de las baldosas negras.

 

1º Premio Concurso FM Sensaciones 100.5, Buenos Aires, 2007

 

Liliana Chavez:

Nació en Deán Funes, al norte de la provincia de Córdoba,

en la actualidad reside en Córdoba capital.

06/02/2009 20:01 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 8 comentarios.

Poema - Betty Badaui

20090215064448-alas-libres.jpg

 

   LIBERTAD

 

             (a Trilce)

Porque observar trampas

consume las fascinaciones diarias.

Porque ser gregario

puede convertirte en un mentecato.

Porque dimensionar

el ruido del trueno

te impide disfrutar las alamedas…

 

¿Por eso fuimos a la zaga,

tan persistentes?

¿para no pisar el barro

ni sufrir el desarraigo

de los que amamos?

 

Yo conozco un puente,

te lo cuento desde mi soledad

siempre acompañada

        (por…)

Conozco un puente

que atraviesa un río

abre sus alas, te abraza,

y no te deja volver;

y todos pueden cruzarlo

menos yo

que conozco el puente.-

BETTY BADAUI

15/02/2009 06:44 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 5 comentarios.

Poema- Gustavo Tisocco

20090215170138-gustavo.jpg

En tus espacios inconclusos

acuné mis sombras.

¿Pasa el tiempo o somos nosotros

los que doblegamos sin sentido las agujas del reloj?

 

Fecundamos sueños, risas y amaneceres,

pero insensiblemente el hijo quedó atrás

perdido en valles de coral y bruma.

No hay mercaderes, ni cartas marcadas.

 

Océanos impetuosos sin barcos.

Montañas de arena fugitiva.

El film que nunca vimos y

la cuna que quedó sin flores.

 

Las risas se tornaron vertientes oculares,

después nostalgia, resignación,

para culminar en la sombra

que hoy se anida en tu espacio inconcluso.

     GUSTAVO TISOCCO

(Del Libro “ENTRE SOLES Y SOMBRAS”)

15/02/2009 17:01 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 7 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris