Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2019.

deliteraturayalgomas

20190613021035-papagayos-red-de-internet.jpg

    HAIKU

El papagayo

con total inocencia

repite voces

  AMALIA LÓPEZ

            0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0

            De literatura y algo más...

...los recibe con un haiku de nuestra amiga y colaboradora Amalia López.

Ojalá lo disfruten como lo disfruté yo.

Agradezco los trabajos de los autores, las lecturas y los comentarios.

Buen mes.

Un abrazo.

                    Betty Badaui, Rosario

colaboradores Raúl Astorga, Rosario

                     Lily Chávez, Córdoba

 

                     0o0o0o0o0o0o0o0

Unamos nuestros sentimientos por la Paz

13/06/2019 01:23 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 3 comentarios.

Breves

20190613012849-img-20190126-231934-2.jpg

La edad no te protege del amor. Pero, el amor, hasta cierto grado, te protege de la edad.- ANAÍS NIN

 

Regalos insignificantes como un beso en un momento inesperado o un papel escrito a las apuradas. Pueden ser valorados más que una joya.- JULIO CORTÁZAR

 

Si la poesía no nace espontáneamente como la hoja de un árbol, es mejor que no nazca de ningún modo.- JHON KEATS

 

El poeta ve lo poético aun en las cosas más cotidianas.- OLGA OROZCO

13/06/2019 01:28 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Analía Pascaner

20190613013237-anal-a-r-o-sena.jpg

 

Ahora soy...  

Me desprendí de esa pequeña cosa que llamamos ‘yo’,

y me convertí en el inmenso mundo.

Musô Soseki

 

Ahora soy aquel árbol recibiendo las gotas de lluvia luego de la desoladora sequía. Percibo el olor a verde, a madera, a vida. Poco a poco comienzo a sentir los latidos de mi corazón. Ahora soy esa flor estrenando su aterciopelado color lila, permitiéndose las caricias de la mansa lluvia. Me regocijo al descubrir el tobogán formado por las hojas de árboles y plantas, por donde se deslizan las gotas haciéndome cosquillas e invitándome a entreverarnos con sus compañeras en el pasto. Paulatinamente las montañas me pintan con sus brillantes colores verde, azul, rosado, y con sus opacos marrón, gris, amarillo. Mi corazón, tambor vibrando al ritmo frenético de una danza indígena.

Ahora soy esa nube que siempre anhelé ser, inalcanzable, esa nube indemne recortada en el celeste radiante. Soy las miles de estrellas que resplandecen cada noche, tanto ésta tímida e imperceptible como aquélla orgullosa y centelleante. Soy esa pequeña luna que se resiste a ocultarse tras la línea temblorosa trazada por las montañas, y soy también la sorprendente luna amarilla anunciando una interminable noche plateada. Percibo una incandescente luz pujando por brotar desde cada poro de mi piel.

Ya no recuerdo qué quise ser, sólo sé que cierto día me permití sentir. Cerré mis ojos y me hundí en mi interior. La sencillez se apoderó de mí, no recuerdo cómo ni por qué, y llené mi alma con la magia que me invade a cada instante, una magia hasta ese día imperceptible. Fui gigante indiferente, absorto, agobiado, quien al despertar debió ser cuidadoso para no romper con su torpe paso, el asombroso milagro de la vida.

Ahora respiro plena al sentirme nube, estrella, montaña, luna, cielo, lluvia, árbol, flor.

Finalmente… ahora soy todo aquello que inunda mi ser.

 

Ahora soy aquel árbol recibiendo las gotas de lluvia luego de la desoladora sequía. Percibo el olor a verde, a madera, a vida. Poco a poco comienzo a sentir los latidos de mi corazón. Ahora soy esa flor estrenando su aterciopelado color lila, permitiéndose las caricias de la mansa lluvia. Me regocijo al descubrir el tobogán formado por las hojas de árboles y plantas, por donde se deslizan las gotas haciéndome cosquillas e invitándome a entreverarnos con sus compañeras en el pasto. Paulatinamente las montañas me pintan con sus brillantes colores verde, azul, rosado, y con sus opacos marrón, gris, amarillo. Mi corazón, tambor vibrando al ritmo frenético de una danza indígena.

Ahora soy esa nube que siempre anhelé ser, inalcanzable, esa nube indemne recortada en el celeste radiante. Soy las miles de estrellas que resplandecen cada noche, tanto ésta tímida e imperceptible como aquélla orgullosa y centelleante. Soy esa pequeña luna que se resiste a ocultarse tras la línea temblorosa trazada por las montañas, y soy también la sorprendente luna amarilla anunciando una interminable noche plateada. Percibo una incandescente luz pujando por brotar desde cada poro de mi piel.

Ya no recuerdo qué quise ser, sólo sé que cierto día me permití sentir. Cerré mis ojos y me hundí en mi interior. La sencillez se apoderó de mí, no recuerdo cómo ni por qué, y llené mi alma con la magia que me invade a cada instante, una magia hasta ese día imperceptible. Fui gigante indiferente, absorto, agobiado, quien al despertar debió ser cuidadoso para no romper con su torpe paso, el asombroso milagro de la vida.

Ahora respiro plena al sentirme nube, estrella, montaña, luna, cielo, lluvia, árbol, flor.

Finalmente… ahora soy todo aquello que inunda mi ser.


                         ANALÍA PASCANER

 

Fuente: mis palabras

Cuentos y relatos de Analía Mabel Pascaner

13/06/2019 01:32 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 2 comentarios.

Ana Romano

20190613014024-ana-romano.jpg

Reflector

 

Los monosílabos

desestabilizan

el destornillador

 

¿Ajusta

o

desajusta

la entretela?

 

En desventaja

la disociación

arremete

 

Y el capuchón

¿qué apedrea?

   ANA ROMANO

 

13/06/2019 01:40 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Frase de Leopoldo Lugones

20190613014520-leopoldo-lugones.jpg

No temas al otoño, si ha venido. Aunque caiga la flor, queda la rama. La rama queda para hacer el nido.

                LEOPOLDO LUGONES

13/06/2019 01:45 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Poema de Juan Cerda Zúñiga

20190613015821-red-de-internet.jpg

    ANUNCIO DEL VIENTRE

Déjame volar en estos cristales

soy la memoria de la niebla

abrázame, ya vienen a buscarme

voy a nacer, espérame

adiós a tu vientre.

He empezado a soñar.

   

    JUAN CERDA ZÚÑIGA

  Santiago de Chile (Chile)

 

   Fuente: POEMANIA...

   Sitio de Piero de Vicari

13/06/2019 01:58 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Elisabet Cincotta

20190613020727-red-de-internet-2-.jpg

Y SOY

 

 

 

Soy la xilografía que tu palabra supo darme

un ente grabado de mil sensaciones ficticias

un viento de invierno perfil de tu imagen

silencio como puñal que horada cada gesto

 

y soy la vertiente del sollozo

la pérdida del tiempo entre augurios

siempre ciertos

la andanza de tus sueños

el frío de mi morada

 

y soy

 

siempre soy

la incauta de más de cien copias

marca de gubia entre las venas

que a pesar de la lluvia que limpia

los dinteles

lleva impreso tu nombre en esta piel de soledades

 

ELISABET CINCOTTA

 

 

 

 

 

13/06/2019 02:07 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Claudia Cosenzo

20190613031602-20160709035017-claudi-cosenzo.jpg

 

 

    Enigma

         © Claudia Cosenzo

  

 

En la urdimbre de mis pensamientos

es tan efímero el aroma de tu cuerpo.

Huidizo se entrelaza entre las hebras

que en mi mente

van plasmando de gozo

mi inconsciente apasionado.

Devanando sensaciones

va transformando el cuerpo.

En la trama se escabullen

magia, deseo, misterios.

Resiliencia que transforma

mis sentidos.

 

     CLAUDIA COSENZO

13/06/2019 03:16 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Frase de Manuel Belgrano

20190620202013-res-de-internet.jpg

 

La vida no es nada si la libertad se pierde

          MANUEL BELGRANO

20/06/2019 20:20 Betty Badaui Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris